Ruta Viva

Hasta el momento se han construido dos etapas, 12.9 Km con una inversión de 245 millones de USD.

La ruta Viva, concebida como una alternativa de integración del Valle de Cumbayá con Tumbaco ha calado en la dinámica de movilidad de los quiteños, reduciendo aproximadamente hasta en un 50% la carga vehicular de la Av.  Interoceánica, con un tránsito de al menos 22.300 vehículos por día.

La longitud de la vía  (primera y segunda etapa) es de 12,9 km, un tramo que comprende desde  la Av. Simón Bolívar hasta la Parroquia de Puembo y que  se entregará este 12 de diciembre.

Según Hermel Flores, presidente de la Cámara de la Industria y la Construcción la Ruta Viva ha beneficiado, además de las comunidades  aledañas a Cumbayá y Tumbaco, a varios sectores económicos del país,  esta infraestructura vial  ha sido un mecanismo que, además de resolver la accesibilidad de las personas, principalmente impacta en el desarrollo económico y social.

En lo social esta vía ha sido un factor de igualdad, es utilizada y  facilita la movilidad a todos los ciudadanos independientemente de su condición y actividad económica. Por este motivo se puede afirmar que las redes viales se convierten en elementos que definen la estructura de un territorio, ya que determinan el sentido del crecimiento de una población fomentando el desarrollo demográfico y las actividades de producción económica.

Para Doris Tufino que vive en Carcelén y labora en Lumbisí, la construcción de la Ruta Viva le ha cambiado la dinámica familiar. Antes, salía desde su domicilio  cuarenta y cinco minutos antes de la hora de entrada al trabajo y de igual manera tardaba hasta una hora en el viaje de retorno.

Hoy, Doris, contadora de profesión, afirma que puede dedicarle más tiempo a su hija ya que la Ruta Viva le ahorra diariamente al menos 40 minutos (veinte en el viaje de ida y 20 en el viaje de regreso)

Sobre la Ruta Viva

Fase 1: La Fase I de la Ruta VIVA inicia en el intercambiador denominado Auquitas, proyectado sobre la av. Simón Bolívar, en el sector de San Juan Bautista Alto. En ese sitio inicia el descenso de la ladera dirigiéndose hacia el valle de Cumbayá, pasando por el sector de San Patricio, hasta llegar a la urbanización La Primavera, en una longitud de 5.5 km. El Escalón Lumbisí tiene una longitud de 1.8km.

Fase 2: En la Fase II de la Ruta VIVA, la vía cruza el río San Pedro en el sector denominado Rojas, luego por la vía Intervalles en el sector denominado “la S”; continúa su recorrido por la parte sur de Tumbaco, atraviesa el sector de La Morita, el Arenal, cruza el río Chiche, hasta llegar a la av. Interoceánica en un sitio muy próximo a la población de Puembo.

La fase II que va desde el Puente sobre el río San Pedro hasta la parroquia de Puembo tiene una extensión de 7,4 km, e incluye la construcción de los intercambiadores Intervalles y Puembo, además del escalón La Cerámica (0,6 km) con su respectivo intercambiador y 2 puentes de tres carriles de circulación cada uno sobre el río San Pedro localizado cerca de la población de Tumbaco con una longitud de 214,8 m y 2 puentes de tres carriles de circulación cada uno sobre el río Chiche localizado cerca de la población de Puembo con una longitud de 314,5 m.

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario