\ Quito perdió el encanto de sus fiestas - Periodismo Ecuador

Yo soy el chullita quiteño, la vida me paso encantado, era la famosa canción que se empezaba a escuchar desde noviembre en la ciudad capital, con el paso de las chivas y el famoso toquen trompudos frase insignia de los capitalinos en la plaza de toros. Todo eso ya no es igual, desde que termino la Feria Jesús del Gran Poder los capitalinos hemos percibido a las fiestas de otra manera, con un sabor agridulce, como que faltara algo para completar las fiestas.

Más allá de estar a favor o en contra de las corridas, estás sin duda ahora queda demostrado que ya eran parte de la cultura del quiteño y ponían el sabor a las Fiestas de Quito. Estoy seguro que hasta los anti taurinos perciben a las fiestas de otra manera, ya que con el “pretexto” de protestar en contra de la fiesta taurina se reunían y terminaban en la plaza, para protestar claro está, pero terminaban en el mismo lugar que todos, para después irse de farra y disfrutar de una deliciosa parrillada, cosas de los ecuatorianos.

Así también la eliminación de los famosos bailes en los barrios, por seguridad, terminó por acabar con todo lo que significaron las fiestas en el imaginario Quiteño. Rodas ahora quiere recuperar los bailes de los barrios, pero esto implicará sin duda una ola de críticas por la administración anterior que se jacta de que no hubo muertos en las fiestas anteriores, eso era lógico pues las fiestas anteriores se eliminó todo, esperemos que las cosas vayan cambiando.

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario