El orgullo de la firma cuencana Plásticos Rival son sus tuberías desarrolladas mediante orientación molecular. Esta firma, que tiene cuatro décadas de operaciones en el Azuay y más de 600 colaboradores, apostó a la innovación mediante la implementación de una línea de plásticos que se someten a procesos moleculares para expandirse sin perder sus propiedades.

De esta manera, según los directivos de Plásticos Rival, se optimiza el uso de las materias primas químicas. Las tuberías de seis metros de largo se transforman duplicando su diámetro de 25 centímetros. El proceso toma menos de dos minutos y es parte del medio centenar de ítems que conforman su catálogo de bienes a partir de PVC y plásticos reforzados con fibra de vidrio, con diámetros de hasta 2,8 metros para megaobras.

Aquellos productos plásticos son destinados para su comercialización a escala nacional y se usan principalmente para la conducción de agua potable. En la planta de Plásticos Rival, ubicada en el sector de El Tablón (en el nororiente de Cuenca), se procesan tres millones de kilos de polímeros plásticos mensuales para generar tubos para canales de riego, recolectores de agua lluvia, tendido eléctrico, encause de afluentes, entre otros.

“Nos hemos beneficiado de créditos de la CFN desde el 2008. Este tipo de innovación en nuestros procesos industriales se pudieron lograr gracias a los créditos para el desarrollo que entrega la Corporación”, indica José Barros, gerente Financiero de Plásticos Rival. El ejecutivo añade que los créditos recibidos también se destinaron para la ampliación de sus líneas productivas en su planta de Guayaquil y les ha permitido ampliar su oferta exportable. Así, las tuberías de Rival se ocupan en obras civiles de Panamá, El Salvador y Perú, desde hace más de un lustro.

El interés del Estado, según opina Barros, por mejorar y ampliar las redes de servicios básicos a escala nacional también han sido un impulso para aquel sector productivo. Otro de los ítems que desarrolla Rival son pupitres que se ocupan para edificaciones escolares.

María Soledad Barrera, presidenta del Directorio de CFN, indica que entre el 2007 y lo que va del 2014, la Oficina Cuenca ha colocado más de USD 163 millones dedicados a los sectores productivos de Azuay, lo que representa cinco veces lo colocado entre el 2000 y el 2006, que fue de USD 25,2 millones. De aquel monto, son USD 32,5 millones los que se han colocado entre enero y octubre de este año.

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario