Lun. Nov 29th, 2021

Un proyecto de ley que ha pasado de cierta forma desapercibido por los ecuatorianos, pero que es gravísimo para la estabilidad económica y el futuro de los fondos privados de los ecuatorianos, es el proyecto de Ley Reformatoria a la Ley de Seguridad Social y a la Ley del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, una Ley que más allá de querer reformar artículos caducos de la Ley de Seguridad social, su trasfondo principal sin duda son los fondos privados.

Un proyecto totalmente ilegal que trata de apoderarse de fondos privados, por ejemplo el de los maestros del país quienes aportan de forma voluntaria al Fondo del Cesantía del Magisterio, y cuyos ahorros son entregados en su jubilación.

Un maestro me dijo, “¿si yo quiero poner en cualquier institución financiera privada mi dinero, porqué tiene que irse ese dinero que es mío al Biess, es decir al Gobierno?”. Sin duda una pregunta que deberán responder los iluminados de la Asamblea, ya hemos visto como se interpreta, reforma e incluso se impone cualquier ley o proyecto que su Majestad tiene en la mira.

Al igual que el fondo de los maestros serían 54 los que pasen a manos del BIESS.

Resulta que ahora a los legisladores de País le preocupa cuánto gana, el maestro Juan José Castelo, presidente ejecutivo del FCME, me pregunto y por qué no les preocupa cuánto ganó el hermano del Presidente en los contratos otorgados a dedo, por qué no les preocupa cuánto dinero se llevó el primo el del Presidente que ahora disfruta de las playas de Miami y que se fue a un matrimonio y no regresa?

Estoy seguro que la “nueva asamblea”, y la “nueva forma de gobernar”, pasará su factura a todos quienes han hecho y desecho las leyes a su conveniencia, como dice la canción, nadie es eterno en el mundo…

David Lema Burgos

 

Deja un comentario