BRICSLos presidentes de los gigantes emergentes, Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica (Brics), firmaron ayer los tratados de constitución del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) y el Acuerdo Contingente de Reserva (ACR), durante la VI Cumbre presidencial en Fortaleza.

Según el documento final de la cita, la creación de esas dos entidades alternativas al Banco Mundial (BM) y al Fondo Monetario Internacional (FMI) tiene como propósito “movilizar recursos para proyectos de infraestructura y desarrollo sostenible en los Brics y en otras economías emergentes y en desarrollo”.

Agrega que ambas iniciativas responden a las “significativas restricciones de financiamiento” que países emergentes y en desarrollo encuentran al enfrentar problemas de infraestructura y “necesidades de desarrollo sostenible”.

Los presidentes confirmaron que el nuevo banco tendrá un capital inicial autorizado de hasta $ 100.000 millones.

En un principio, en tanto, cada uno de los países aportará $10.000 millones para conformar un capital inicial suscrito de $ 50.000 millones. El fondo de reservas arrancará con un capital inicial de

$ 100.000 millones. Los mandatarios afirmaron que el nuevo banco “complementará los esfuerzos de instituciones financieras multilaterales y regionales para el desarrollo global…”.

India será el país que ostentará la primera presidencia del nuevo banco, que será rotativa y tendrá una duración de cinco años. Brasil tendrá a su cargo la primera presidencia del Consejo de Administración y Rusia la del Consejo de Gobernadores.

La sede de la institución será en la ciudad china de Shanghái, al tiempo que Sudáfrica contará con la sede del centro regional africano del nuevo banco.

Hoy, la jefa de Estado brasileña, junto a los presidentes de Rusia, Vladimir Putin; China, Xi Jinping; Sudáfrica, Jacob Zuma, y el primer ministro indio, Narendra Modi, se reunirán en Brasilia con los líderes de los países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), donde presentarán a los países sudamericanos las oportunidades que ofrecerá el banco.

En Argentina, que atraviesa por serios problemas con su deuda exterior, la creación del banco de los Brics es vista con esperanza. “Necesitamos bancos de desarrollo que se erijan como herramientas para la financiación de obras de infraestructura” y para “aumentar la competitividad”, y “no los bancos de desarrollo como herramienta extorsiva de los países más desarrollados”, declaró ayer el jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich.

En tanto, la noche del lunes pasado, en una entrevista en el canal oficial Ecuador TV, antes de viajar a Brasil, el presidente Rafael Correa criticó supuestas declaraciones del presidente de la Cámara de la Producción de ese país sobre los impedimentos que tendría Argentina para ingresar a este grupo.

“Por ahí escuché al presidente de la Cámara de la Producción de Brasil que Argentina no podía entrar a los Brics porque no cumplía con los requisitos de democracia y transparencia, cuando en los Brics está China, Rusia, etc. y le dice eso a Argentina…”.

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario