Alta_tecnologia-ciencias_de_la_vida-Cinde-exportaciones_ELFIMA20140124_0119_1Hoy en día, vivimos en un mundo donde las tecnologías de red transforman la manera en que vivimos, trabajamos, y jugamos y yo he tenido la oportunidad de ser testigo de cómo esas mismas tecnologías están también transformando la manera en la que aprendemos.

La formas tradicionales de la educación tienden a focalizarse en la acumulación de conocimiento por sobre la aplicación del conocimiento. La tecnología en la actualidad permite a los estudiantes facilitar el acceso a la información en cualquier momento y  también aplicar ese conocimiento en el entorno del mundo real  de forma inmediata. Hoy, los estudiantes quieren que las mismas tecnologías que utilizan a diario sean integradas en su experiencia educativa y así los gobiernos  comienzan a  entender el vínculo esencial entre el acceso a la educación y el uso de la tecnología. Este hecho está convirtiendo a la adopción de la tecnología en un impulsor fundamental del crecimiento económico.   Además, conforme el uso de las tecnologías de Internet crece de manera exponencial, cada vez es más desafiante el hecho de encontrar profesionales calificados en redes en América Latina.

En mis interacciones con los contactos de la  industria en Brasil, México, Chile, Perú y otros países Latinoamericanos, he escuchado frustración al momento de encontrar talento calificado que tenga la combinación correcta de habilidades técnicas y del idioma inglés. El interés en estudiar una carrera relacionada a las tecnologías de información está disminuyendo, así como el acceso a este tipo de educación, mientras que hay una creciente demanda de profesionales de tiempo completo con conocimientos en redes.

De acuerdo con la firma de investigación global International Data Corporation (IDC), hay una brecha que sigue aumentando en los países Latinoamericanos donde la demanda por recursos de tiempo completo será mayor que el suministro en un 35% para el año 2015 – el equivalente a casi  300 mil personas. Sin duda, la falta de profesionales calificados planteará un desafío para el desarrollo económico de los países en los próximos años.

Tenemos una clara oportunidad para entrenar a la próxima generación de profesionales de red.  De acuerdo con una nota técnica del Banco Interamericano de Desarrollo publicada en noviembre del 2012, un 10% de aumento en la penetración de banda ancha está asociada con 3.19%  de aumento del PIB y un 2.61% de aumento en la productividad.

Por lo que se debe destacar que adoptar sólo tecnología no es suficiente si no se tiene el personal calificado para desarrollarla, implementarla y mantenerla. El programa Cisco Networking Academy en América Latina y el Caribe es un programa que aborda la brecha de experiencia en redes mientras estimula el crecimiento económico desarrollando personal altamente calificado con experiencia laboral. Hoy, más de 170,000 estudiantes en más de 25 países en Latinoamérica y el Caribe están optando por ganar esa experiencia necesaria para construir, diseñar, y mantener redes de computadoras a través de Cisco Networking Academy,  mejorando sus proyectos de carrera mientras llenan la demanda global de profesionales de redes.

Debemos trabajar juntos para darles a los estudiantes la base para el éxito más allá de la escuela con un foco en TIC y la experiencia del siglo XXI — aquellas competencias que sostendrán los empleos toda su vida y les permitirán crecer en una economía de conocimiento. Un sistema educativo flexible junto con  una enseñanza exitosa nos permitirá aprovechar  oportunidades de desarrollar profesionales de próxima generación y líderes que contribuirán a la prosperidad económica  y fomentarán la inclusión social y la igualdad. Aunque la tecnología no sustituye al maestro inspirador, puede servir para ampliar el alcance más allá de la clase.

El sector privado y compañías como Cisco, juegan el rol de ayudar a los educadores en todo el mundo a implementar tecnologías para la colaboración, la conectividad, el centro de datos, la movilidad, el  video, la virtualización y mucho más. Estas tecnologías ayudarán a expandir el conocimiento y mejorar los resultados facilitando el igual acceso a los estudiantes sin importar su género, ubicación geográfica, trasfondo étnico o socio económico y cualquier otra circunstancia que pueda entorpecer tal acceso.

Es un hecho, cuanto más expuestos están los estudiantes a la tecnología, más preparados están para utilizarlas y mejorar el mundo cuando se gradúen.

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario