image004Existen datos que indican que el deporte incrementa  el riesgo de sufrir una muerte súbita durante la realización de una actividad deportiva intensa. Las muertes ocurren con mayor frecuencia durante los periodos que se celebran mayor número de competiciones, y en las primeras horas de la tarde, coincidiendo con las horas en las que se desarrollan mayoritariamente los espectáculos deportivos, mientras que en los deportistas de tipo recreacional las muertes ocurren en las primeras horas de la mañana y en las últimas de la tarde.

Las personas que practican actividad deportiva intensa presentan una incidencia mayor de muerte súbita que las no deportistas, 1,6 muertes por 100.000 frente a 0,75 por 100.0002.

Según Fabio Pigozzi, Director Científico del Centro Médico de la FIFA.las muertes súbitas en su gran mayoría pueden ser evitadas si los deportistas se realizan los estudios adecuados, ya que las principales causas por las que se producen son las enfermedades cardíacas congénitas y las enfermedades coronarias.

Parte importante del buen diagnóstico se debe a la preparación de los especialistas y su facultad de diagnosticar la dolencia. En ese sentido. La Asociación Ecuatoriana de Cardiología quiere aportar a la comunidad médica y celebrará  del 30 de julio al 2 de Agosto el encuentro médico CARDIOSUR 2014.

 

Este evento que evento médico es el más importante de la región, un encuentro científico que convoca a expertos cardiólogos de nivel internacional y nacional en “El XXVI Congreso Sudamericano de Cardiología”.

Las enfermedades cardiacas han enlutado el deporte mundial.  El 14 de abril de 2012, luego de la muerte del italiano Piermario Morosini, futbolista del Livorno, la FIFA reveló que desde 2007 a esa fecha, en sólo cinco años, 84 futbolistas fallecieron durante la disputa de un partido o entrenamiento en todas las canchas del mundo por problemas cardíacos.

 

El defensor peruano Yair Clavijo, jugador del Sporting Cristal, abrió el debate en el fútbol peruano tras morir en la altura de Cusco, durante un duelo frente a Real Garcilaso. Y poco tiempo después, la dudosa muerte súbita del «Chucho» Benítez paralizó a Ecuador.

 

La lista de futbolistas es larga, pero en Argentina se recuerda al jugador de River y la selección argentina Juan Gilberto Funes, quien murió dentro del campo en 1992, y a nivel mundial nadie olvida a Marc Vivian Foé, mediocampista de la selección de Camerún, que falleció en 2003 durante las semifinales de la Copa Confederaciones frente a Colombia.

 

La patología cardiovascular, al igual que en la población que no practica deporte, es la causa más frecuente de muerte súbita. Entre el 74 y el 94% de las muertes no traumáticas ocurridas durante la práctica deportiva se deben a causas cardiovasculares.

 

Se puede explicar esta afección ya que los principales elementos involucrados en la muerte súbita, que guardan relación con los cambios hemodinámicos y electrofisiológicos, que se producen durante el ejercicio, y además pueden ser distintos según el tipo de ejercicio realizado.

Durante el ejercicio físico se produce un aumento de las catecolaminas circulantes, que se  incrementa por el estrés que genera la competición y que exagera las respuestas de la tensión arterial, de la frecuencia cardíaca y la disminución miocárdica.

Por Redacción

Periodismo e investigación

2 comentarios en «Muerte súbita, una dolencia vinculada al deporte y la edad»

Deja un comentario