“LA GLORIOSA” (28 DE MAYO DE 1944)

“Movilización social del 28 de mayo”, Archivo Histórico del Ministerio de Cultura.
“Movilización social del 28 de mayo”, Archivo Histórico del Ministerio de Cultura.
“Entrada de Velasco Ibarra junto con militares”, Archivo Histórico del Ministerio de Cultura.
“Entrada de Velasco Ibarra junto con militares”, Archivo Histórico del Ministerio de Cultura.
“Extracto de informativo del diario El Comercio sobre eventos de ‘La Gloriosa’, Centuria, El Comercio, Quito, 2006. AMH.
“Extracto de informativo del diario El Comercio sobre eventos de ‘La Gloriosa’, Centuria, El Comercio, Quito, 2006. AMH.

En enero de 1940, mediante fraude electoral, Carlos Arroyo del Río fue elegido presidente, resultando vencedor ante Velasco Ibarra y Jacinto Jijón y Caamaño. Durante su mandato, se produjo la guerra entre Ecuador y Perú en julio de 1941. Dentro de su régimen se realizaron múltiples obras públicas y “una importante reorganización fiscal con una elevación de la reserva monetaria y un superávit presupuestario”. Sin embargo, este éxito económico fue alcanzado a través del deterioro del nivel de vida de la población en general. Asimismo, una serie de medidas tomadas por el gobierno arroísta consolidó el poder de la burguesía y el alza de los precios internos por medio de fuertes inflaciones.

Para mantener su poder, Arroyo del Río basó su política en la represión, siendo los protagonistas de ese período los carabineros y demás cuerpos de seguridad. Precisamente en este contexto, se desarrolló una fuerte reacción contra Arroyo del Río. Cuando este intentó imponer un sucesor, Miguel Ángel Albornoz, la oposición conformada por los conservadores, un grupo de liberales disidentes, la izquierda representada por los partidos Socialista y Comunista, y lo que entonces era el movimiento social (sindicatos y asociaciones obreras del país) que constituyeron el movimiento político ADE (Acción Democrática Ecuatoriana), encabezaron una serie de movilizaciones en contra de Arroyo del Río. De esta manera, en elecciones cuando el fraude electoral era inminente por medio de las acciones de los militares quienes incluirían miles de papeletas en las urnas para favorecer a Albornoz, se desarrolló en el propio ejército una conspiración y el ejército dio un golpe de Estado el 28 de mayo de 1944 en Guayaquil.

Este fue el detonante de una reacción nacional. Se produjo una gran movilización que ocupó todas las calles del país. En ese momento los militares suprimieron el respaldo al régimen en el poder, mientras que por otro el lado, el gobierno ordenó a los carabineros que salgan a reprimir a la población. Mientras por un lado la rebelión fue de matiz popular y espontánea, por el otro hubo organización política, encabezado por personajes como Pedro Antonio Saad , Joaquín Gallegos Lara, y Nela Martínez, líderes y representantes del Partido Comunista del Ecuador. Asimismo, en los cuarteles militares se les entregaron armas a los civiles para que estos se enfrenten a los Carabineros. La situación de revuelta duró unos pocos días y finalmente los civiles guayaquileños lograron arrinconar a los Carabineros en el cuartel general de policía de la ciudad porteña el día 28 de mayo de 1944.

El presidente finalmente fue derrocado y se convocó a la Junta de Gobierno en la cual asumió el poder del Estado como encargado del poder, el militante del Partido Comunista del Ecuador, Gustavo Becerra Ortiz, por un lapso de dos semanas. Se elaboró una constitución de corte socialista aunque no totalmente revolucionaria. Se llevó a cabo una negociación entre líderes políticos de varios sectores llegando a la conclusión de entregar el poder a José María Velasco Ibarra, que gozaba de gran popularidad en ese momento, con la condición de que respetase la nueva constitución, a pesar de que una vez en el poder casi inmediatamente la anuló, declarándose dictador.

A pesar del fracaso en lograr cambios fundamentales en el país, “La Gloriosa” fue el momento de mayor movilización política y social de la historia del XX y la que concentró mayor organización popular; se crearon instituciones políticas y culturales como el Tribunal Supremo Electoral, la Sede de Garantías Sociales, la FEUE y la Casa de la Cultura Ecuatoriana, además se estableció a partir de este hito, una de las constituciones más progresistas que el país tuvo hasta entonces. (GR)

Fuente: Rafael Barriga (ed.), Velasco, retrato de un monarca andino, Odysea, Quito, 2006. AMH.

Imágenes: 1) “Movilización social del 28 de mayo”, Archivo Histórico del Ministerio de Cultura. 2) “Entrada de Velasco Ibarra junto con militares”, Archivo Histórico del Ministerio de Cultura. 3) “Extracto de informativo del diario El Comercio sobre eventos de ‘La Gloriosa’, Centuria, El Comercio, Quito, 2006. AMH.

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: