141505_ Galapaface ILa Secretaría de Gestión de Riegos declara emergencia en Galpágos en vista del estado electromecánico del Galapaface I, barco encallado en la isla San Cristóbal el viernes pasado. Se teme que la embarcación cause daños ambientales, el objetivo es retirar el barco antes de que naufrague.

El texto de la declaratoria indica que Riegos «podrá realizar de manera directa la compra de bienes; contratación de servicios, ejecución de obras que se requieran para superar esta situación de emergencia, de conformidad con lo dispuesto en el Art. 57 de la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública», y que cuando se supere la emergencia se publicará en el Portal Compars Públicas «un informe que detalle las contrataciones realizadas y el presupuesto empleado, con indicación de los resultados obtenidos»

La declaratoria de emergencia fue solicitada por el Comité de Operaciones de Emeregencia (COE), a pesar de que el mayor riesgo ambiental fue superado gracias a la evacuación de los 19.000 galones de combustible que contenía el barco en los tanques de almacenamiento, la autoridad ambiental mantiene acordonada la zona del siniestro con barreras de contención para agentes contaminantes que podrían verterse al mar producto de las maniobras

El martes pasado se conoció que el barco tiene una fisura. «Existe una fisura en el cuarto de máquinas, lo que ha provocado que se inunde ese sitio», señaló el director de Ecosistemas de la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG), Víctor Carrión.

Agregó que la embarcación, de bandera ecuatoriana y varada frente a Puerto Baquerizo Moreno (capital de la isla San Cristóbal), está asentada sobre el fondo marino, por lo que no se ha podido visualizar la grieta, y que la inundación del área de máquinas «sube y baja conforme la marea».

«No se ha registrado una contaminación ambiental y hay barreras de contención alrededor de la nave», manifestó Carrión.

Por su parte, el Ministerio de Ambiente, dispuso la movilización de personal de las diferentes islas hasta San Cristóbal para intervenir ante cualquier eventualidad. En total suman 85 funcionarios de esta Cartera de Estado, divididos en grupos de trabajo los que se encuentran, por ahora, monitoreando la zona las 24 horas del día, a bordo de las lanchas rápidas y asistiendo al personal que aún se encuentra a bordo de la nave, cuando es necesario.

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario