Entérate... (Farándula)

Nalgometro en debate

NalgometroEl Cordicom emitió la resolución en la que acusa a El Nalgómetro, emitido en un canal controlado por el Estado, de ‘discriminatorio por razones de sexo’. Lo hace bajo supuestos semióticos que erige como tesis para normar las preferencias de la población con respecto a la televisión. Así se trastoca un derecho ciudadano que, en última instancia, radica en escoger qué ver y qué no ver. 

Discriminatorio por razones de sexo. El 30 de abril, el Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y Comunicación (Cordicom) calificó así al segmento El Nalgómetro, del programa Soy el mejor, presentado por TC Televisión, canal bajo administración oficial.

Mediante un análisis de 14 páginas, firmado por Patricio Barriga y Eduardo Almeida, como Presidente y Secretario del Cordicom, respectivamente, se da cuenta que dicho espacio ha incurrido en los causales de discriminación contenidos en el artículos 61 y 63 de la Ley de Comunicación. Por ello remiten dicha resolución a la Superintendenca de Información y Comunicación.

Luego de 12 considerandos, en los cuales se reproducen artículos de la Constitución, la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y la Ley de Comunicación, el texto se apuntala en análisis “denotativo, connotativo y de afectación de derechos” sobre El Nalgómetro.

En sustancia, hay una citación aleatoria de autores que han reflexionado sobre la televisión y el peso de las imágenes y los íconos en la cultura política. Se parte del concepto de biopolítica, desarrollado por Michel Foucault, y se deriva en Pierre Bourdieu, Omar Rincón, Giovanni Sartori y, particularmente, hacia la feminista afroestadounidense Gloria Jean Watkins.

En esta imbricación trasciende una mirada de la academia de los 80 sobre comunicación y cultura, en la cual la TV lucía aún como un tótem… Esta lectura, sin embargo, posiciona una visión seudosemiótica a partir de la cual se busca normar, como política pública, los gustos y derechos de la ciudadanía sobre qué ver o qué no ver. Esto se llama censura ilustrada…

Debate en redes

El “nalgometro” es inapropiado por el horario,SÍ, pero discriminatorio? A quién excluye? A los sin nalga?. au-d, @el_audiman

Más allá del “Nalgómetro” debería haber un Ineptómetro, incapazómetro abusómetro…Iván Quezada, @ivanquezadab

..luego fueron a prohibir el Nalgómetro, pero no dije nada, porque no tenía nalga… Un Bertolt Bretch de la Jujan…Aparicio Caicedo, @AparicioCC

Extractos de los análisis (se respeta la escritura original del texto)

En la televisión, como lo denunció P. Bourdieu (1997), no hay tiempo para desarrollar las ideas, para articular un pensamiento; el tiempo es lo que manda con el imperativo de “no cansar”. La relación cognoscitiva (basada en el aprender) deja paso a la relación emotiva (basada en el sentir).

Contrariamente a una “economía del saber”, la televisión enfatiza una “economía del ver”; lo visual es lo opuesto a lo intelectivo, a lo reflexivo…

En este contexto, el programa objeto del análisis corresponde al formato del reality show. “Es un programa concurso en el que seres anónimos compiten por un premio en dinero o en símbolo: ser alguien. Así mismo es un concurso para el público que participa y gana premios. Para los concursantes, el premio mayor es la fama. Como buen concurso tiene suspenso: la eliminación; tiene drama: una competencia donde todo vale para los participantes; un elemento sobre el cual jugar: el tiempo”.

La sensación de poder participar directamente en las acciones del programa ha determinado los gustos o preferencias por este tipo de formatos televisivos: reality shows, talk shows, programas concurso, programas de videos caseros y otros programas de naturaleza lúdica…

una vez en el escenario, son las nalgas de la concursante las que captan la atención del televidente, puesto que, por reiteradas ocasiones, el trabajo de cámaras alterna su enfoque entre planos generales y primeros planos, con el fin de intensificar la proximidad de la “mirada televisiva”, otorgando relevancia a las sensaciones visuales que entran en juego…

Posteriormente, para potenciar el drama escenificado, Gabriela Pazmiño (conductora de El nalgómetro, ndlr) invita a los jueces a que miren el cuerpo de la concursante de cerca y además comprueben las pulsaciones marcadas por el Nalgómetro. La puesta en escena refuerza y amplifica su espectacularidad mediante las exclamaciones de los conductores y el juego de apuestas de los miembros del jurado…

Los diálogos frecuentemente recurren al doble sentido. Todo el enfoque visual está dirigido hacia el cuerpo de la concursante, quien se silencia y se somete a las reglas del concurso, es decir, a mover las nalgas ante las cámaras… Hay un énfasis emotivo en la gestualidad de los rostros de los jurados varones…

La concursante es esculcada por el jurado, creándose una atmósfera de suspenso, que concluye con una acción para captar la atención del espectador hacia el cuerpo-objeto…

Este espacio puede ser considerado como un mecanismo de domesticación de los cuerpos, donde los únicos cuerpos que participan tienen que ser adaptados (en su físico y en su vestimenta) a la imagen de un cuerpo tipo, “propicio” para mostrarlo, para venderlo mediáticamente. Sin embargo, la domesticación del cuerpo va más allá; enunciados como “vírese por favor”; “muévalo muévalo”; “muévete ñaña”, entre otras, constituyen desde la perspectiva de la biopolítica, un ejercicio de dominación sexista que de manera progresiva y sistemática reducen al ser humano a un objeto.

“¡Oye! ¡Qué piernas de la China! ¡Ya parezco hombre mirándola! (comentario de Gabriela Pazmiño, ndlr). Este comentario evidencia y refuerza la condición sexista de la escena. De esta manera en el análisis del segmento, el lenguaje, los actores y las interacciones se traducen en que la concursante, es una mujer que muestra y mueve sus nalgas como único valor de visibilidad televisiva, reforzando un estereotipo corporal-estético…

La transmisión del segmento “El Nalgómetro”, del programa “Soy el mejor”, presentado por TC televisión, menoscaba los derechos de la mujer al objetalizarla, reduciéndola en su condición de ser humano, a la de una cosa que puede consumirse… Aquí es necesario indicar que la representación de los cuerpos femeninos en “El Nalgómetro” connota una relación de dominio y subordinación que, como argumenta bells hooks, “el cuerpo de la mujer estaba allí para entretener a los invitados con la imagen desnuda de la otredad. Y ellos están, no para mirarla como un ser humano entero, sino para notar ciertas partes”…

En el segmento “El Nalgómetro”, del programa “Soy el mejor”, existen contenidos que connotan exclusión, distinción y restricción, mediante la cosificación de la mujer, al reducirla metonímicamente a una parte de su cuerpo: sus glúteos, por la vía de la utilización de los diversos lenguajes de la televisión verbal, musical y visual, que en conjunto cumplen una función perlocutiva, es decir, lo que nombran y lo que muestran se constituyen en acciones que pueden afectar derechos.

Tales contenidos son discriminatorios por razones de sexo; cosifican a la concursante y como resultado discriminan a las mujeres por una representación estereotipada…

La cosificación de la mujer es un acto discriminatorio que tiene como resultado legitimar el dominio y opresión patriarcal; menoscaba sus derechos como persona y la sitúa en condición de desigualdad, incurriendo en lo expresado en el artículo 11 numeral 2 de la Constitución de la República, que expresa: Todas las personas son iguales y gozarán de los mismos derechos, deberes y oportunidades.

2 replies »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .