27 de octubre de 2020

Periodismo Ecuador

Noticias del Ecuador y el mundo

Medios estatales aseguran que 4 grupos armados se mueven en Amazonía

6 minutos de lectura

07-05-14-POLITICA-FX_c175fccd28a818c961837562ea70d052Según una publicación de hoy de Diario El Telégrafo en Ecuador existirían 4 ‘ejércitos indígenas’ o grupos militares, autodenominados así por las comunidades a las que representan. Una de ellas estaría liderada por un sargento en servicio pasivo de las Fuerzas Especiales del Ejército, excombatiente de la guerra del Cenepa (1995). Se haría llamar ‘Comandante’ y trabajaría en una empresa de seguridad. Contaría con el apoyo de indígenas que realizaron la conscripción.

Otro de los colaboradores sería el supuesto exmilitar que entrenaría a jóvenes en un parador turístico, ubicado en Palora-Sangay (Comunidad Taguasaqui).

El exmilitar tendría una línea radical en contra del Gobierno actual. Franco Viteri, presidente de la Confeniae, indicó que conoce al ‘Comandante’ desde pequeño, porque fueron vecinos. Aclaró que no es un sargento en servicio activo ni pasivo y que no entrena a nadie. “No hay que criminalizar a este señor ni a nadie”, apuntó Viteri.

El exmilitar sería parte de un grupo de uniformados conocidos como “Los Wio”. Visten como militares, protegidos con chalecos, pasamontañas o franjas de tinta verde o negro y portando escopetas o lanzas. Los ‘Wio’ operan en Sarayaku, una de las comunidades kichwas en la provincia de Pastaza.

Los wio, según sus líderes, están llamados a ejercer autoridad en esa jurisdicción conformada por 135 mil hectáreas de selva, pese a que el Estado ecuatoriano tiene fuerzas del orden legalmente constituidas para cumplir esa tarea.

Estos grupos armados se habrían conformado hace una década al interior de la selva, pero tomaron notoriedad cuando se conoció que alrededor de 20 de estos “militares indígenas” brindaban protección a los prófugos de la justicia Cléver Jiménez (exasambleísta de Pachakutik), Fernando Villavicencio y Carlos Figueroa, sentenciados a 18 meses de prisión por injuriar al presidente Rafael Correa en el caso 30-S.

Y fue precisamente ese grupo el que impidió que la Policía y Fiscalía cumplieran la orden judicial de verificar si los tres sentenciados permanecían refugiados en Sarayaku. Una vez allí, los funcionarios fueron amenazados con armas de fuego y lanzas, por lo que tuvieron que abandonar la zona, informaron los ministros del Interior, José Serrano, y de Justicia, Ledy Zúñiga.

Wio se creó en 2003

La ‘policía de la comunidad’ o el Grupo de Seguridad Interna Taysajaruta -conocida como Wio-, se habría creado en 2003, a raíz del conflicto con el Estado. Lo integrarían a tiempo completo alrededor de 100 nativos, entre jóvenes y adultos, quienes desde el 28 de abril pasado se mantienen en alerta máxima, debido a los supuestos sobrevuelos de naves del Ejército.

Los wio realizan constantes rondas de vigilancia en la selva. Dirigentes de Sarayaku como Franco Viteri, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae) -y según diario Expreso, jefe de seguridad de esos grupos armados-, aseguran que disponen de escopetas en cada puerta de los hogares indígenas y lanzas estratégicamente escondidas en árboles.

Yaunque parecería que estuviesen listos para enfrentar una guerra o para repeler a cualquier invasor, Viteri dice que esas armas son exclusivamente para la caza de animales, una costumbre que vienen practicando ancestralmente y que, según el pueblo guerrero de los Sarayaku, no requiere de ningún permiso.

Niños y jóvenes de Sarayaku reciben adiestramiento en el uso del arco y la flecha como parte de su costumbre. Por ello entrenan con botellas plásticas ubicadas a 20 metros de distancia como blanco fijo. Pero la jornada de entrenamiento -según publicó un diario con sede en Guayaquil- se habría intensificado hace un mes cuando Jiménez, Villavicencio y Figueroa decidieron huir de la justicia y esconderse en dicha comunidad, con el aval de ciertos dirigentes indígenas.

“No soy jefe de seguridad. Como presidente de la Confeniae he sido invitado a un congreso del pueblo Sarayaku, donde soy socio. Después de eso me quedé una semana haciendo mis trabajos y hoy (lunes pasado) estuve en una minga que hizo mi mamá. A las 09:00, cuando empezamos a trabajar, llegaron dos helicópteros, aterrizaron en la pista y estuvieron jóvenes de Sarayaku con lanzas, por lo que es falso eso de que estuvimos con armas”, dijo Viteri a ELTELÉGRAFO.

Califica como “obvio” que en su comunidad haya escopetas para la caza, una actividad normal y que nadie puede desconocer, y de la cual está informada la Policía y el Ejército.

Viteri participó durante las protestas contra la XI Ronda Petrolera, en noviembre pasado en Quito. Allí se produjeron agresiones en contra del embajador de Chile en Ecuador, Juan Pablo Lira, y del empresario bielorruso, Andrei Nikonkov. También estuvieron Patricia Gualinga, dirigente Sarayaku; Bartolo Ushigua, vicepresidente de la Conaie, y Jhonny Dahua, de Sarayaku.

El pueblo de Sarayaku, con aproximadamente 1.350 habitantes, tiene anillos de seguridad, según informó a diario Expreso el mismo Franco Viteri, quien además aseguró que los wio operan recién desde hace dos meses.

El dirigente admitió que cuentan con ese “equipo de seguridad interna”, que usan uniformes y disponen de equipos de comunicación satelital. “Autónomamente, como Sarayaku, hemos formado ese grupo para temas de evacuación, rescate, incendio y el sistema fluvial de seguridad”, dijo, a la vez que resaltó que ya pensaban en coordinar actividades con la Policía.

Indicó, incluso, que piensan legalizar a dicho grupo de seguridad y darle institucionalidad, pues manifestó que la Constitución les faculta para que, jurisdiccionalmente, ejerzan autoridad.

Sostuvo que están en un estado plurinacional donde tienen que democratizar la seguridad desde la visión de los pueblos indígenas. Descartó que sean financiados por la clausurada fundación Pachamama y Acción Ecológica, pues señaló que son solventados por el pueblo y que por ello brindan, gratuitamente, el servicio de seguridad interna.

“Nosotros, con mayor derecho, somos dueños del territorio, tenemos una lengua y somos más antiguos que el Estado republicano. Hemos sido guerreros, o sea, no estamos al margen de la ley. El problema es que las armas no son fabricadas por nosotros, han sido compradas en el mercado ecuatoriano, no es que las hayamos conseguido por otra vía. Las compramos en Puyo, Quito y ciudades donde es libre la venta”.

Por ello consideró que no es bueno que se trate de darle una imagen de terrorista al pueblo de Sarayaku. Reconoció que él también tiene un arma en su casa que usa para la cacería.

Rudi Ortiz, identificado en una publicación de un diario local del 4 de mayo pasado como jefe de los wio, dijo que están en proceso de instruirse en defensa personal y que no siempre llevan el uniforme, solo cuando hay problemas.

“Nuestra misión es formar a la gente para que haya menos conflictos dentro de la comunidad. En una situación de alerta o incursión podemos defendernos con lanzas, tenemos escopetas…, tampoco nos vamos a dejar”, dijo Ortiz.

“Gerardo” -también citado por un diario guayaquileño- y Ortiz serían dos de los cabecillas del grupo de seguridad, y este último -según la prensa- habría estado implicado en un enfrentamiento armado entre indígenas quichuas, el 29 de mayo de 2010, como parte de una disputa del territorio Kutu Kachi, ubicado a 15 horas a pie de Sarayaku.

SERRANO: “NO SON SIMPLES ESCOPETAS”

Después del operativo conjunto entre la Policía y la Fiscalía para verificar la presencia de Cléver Jiménez, Fernando Villavicencio y Carlos Figueroa en Sarayaku, los dirigentes indígenas determinaron que el Estado Plurinacional les da jurisdicción, inviolabilidad y autodeterminación.

Expresaron que se resistirían en caso de que se intentase capturar a los sentenciados, pero “posiblemente no con armas”, aunque han desarrollado estrategias que “no pueden revelar”.

Así lo aseguró el presidente del pueblo Sarayaku, José Gualinga, quien ayer ante los medios de comunicación dijo que desconoce el paradero de los tres sentenciados.

El ministro del Interior, José Serrano, publicó ayer en su cuenta de Twitter: “Hoy son simples escopetas de cacería, pero armas iguales mataron a Bosco Wisuma”, profesor shuar que murió por un perdigón en 2009 durante unas manifestaciones de la Conaie.

Dijo eso refiriéndose al hecho de que líderes de Sarayaku buscan minimizar el hecho diciendo que las escopetas que tienen son solo para la cacería.

Serrano confirmó que se ha pedido una cita con el presidente de la Corte de Derechos Humanos para denunciar las acciones del pueblo Sarayaku. El mandatario Rafael Correa también reprobó esta acción y señaló que no puede existir una “república independiente” en un Estado soberano como Ecuador.

Deja un comentario

Copyright © Periodismo Ecuador Newsphere por AF themes.