Mié. Dic 1st, 2021

EscuelasEl próximo lunes se inician las clases en el régimen Costa y los progenitores desesperan porque se acepten sus pedidos de cambio de planteles; algunos aseguran que sus hijos no constan en el sistema. Ellos serían parte de una minoría, según el Ministerio de Educación.

Maritza Pozo
‘Me dicen que no gaste plata’

Al llamar al call center del Ministerio de Educación le confirmaron a Maritza Pozo que su hijo de 3 años tenía cupo en una escuela de la cooperativa 10 de Agosto, en el Guasmo sur, pero al acercarse al Distrito 1, del colegio Provincia de Cotopaxi, le indicaron que el niño no aparece en el sistema.

“¿Cómo es eso?, que por teléfono dicen una cosa y acá otra, no actualizan la información o no sé qué pasa”, critica la mujer que vive en la coop. Unión de Bananeros, en el Guasmo sur. Lo peor –agrega– es lo que supuestamente le dijo un funcionario: “Que no gaste plata por gusto, que mejor lo matricule el próximo año”, repite.

Flérida Ureña
‘Voy a seguir insistiendo’

Aunque tres veces le han dicho que no habrá cambios, Flérida Ureña afirma que seguirá insistiendo hasta que cambien de plantel a su nieto. Ella quiere que sus tres nietos, que están a su cargo, estudien juntos.

Los dos más pequeños, de tercero y quinto año de educación básica, están en la unidad Carlos Estarellas (Guasmo norte). Al mayor, que va a octavo, lo asignaron a un centro del Guasmo sur.

“Soy una mujer de 60 años y se me hace difícil ir de un plantel a otro. No tengo para pagar un expreso ni un colegio particular, si tuviera no estaría mendigando”, expresa la habitante del Guasmo norte.

Cecilia Reyes
‘Me tocará buscar un colegio particular’

Cecilia Reyes no acepta el cupo que le asignaron a su hijo en la jornada vespertina del colegio Ciudad de Ibarra, en el Guasmo norte. Por ello, la mujer acudió el miércoles pasado a la sede distrital 1, del colegio Provincia de Cotopaxi, para solicitar el cambio a otro plantel fiscal.

Ella quiere que el niño estudie junto a sus dos hermanos mayores, en el colegio Carlos Estarellas, ubicado en la cooperativa Río Guayas, del Guasmo norte.

Reyes afirma que no le aceptaron el pedido. “Esperaré unos días y si no, me tocará buscar un colegio particular, porque no voy a permitir que mi hijo se desperdicie”, expresa la moradora de Unión Cívica, del Guasmo norte, quien refiere que su hijo tiene calificaciones sobre los 9,5, puntos y cree que en el colegio asignado a él no habría buen control escolar.

Lucía Baque
‘Quería que fueran juntos porque son pequeños’

Los tres hijos de Lucía Baque (de 5 años y gemelos de 3) fueron asignados a tres instituciones distintas, en zonas como La Playita del Guasmo y una isla del Golfo. La familia vive en la cooperativa Reina del Quinche, en el Guasmo sur. La madre pidió el cambio al Distrito 1, del colegio Provincia de Cotopaxi, para procurar juntar a sus hijos en un solo plantel.

El jueves 24 reubicaron a los gemelos en el mismo Provincia de Cotopaxi, al que tardarían 15 minutos en llegar desde su casa, y el mayor fue reasignado en una escuela ubicada a pocas cuadras de su vivienda.

“Quería que fueran los tres juntos porque son pequeños, pero me dicen que ya no hay cupos, así que no me quedó otra que aceptar”, sostiene.

A Baque le preocupa el gasto de transporte que deberá asumir para llevar a los gemelos.

Juliana Brunetz
‘No sirvió de nada esperar’

Decepcionada y cansada de seguir un proceso que no le sirvió “para nada”. Así afirma sentirse Juliana Brunetz, madre que solicitó un cupo en educación inicial para su hijo de 3 años. Cuenta que inscribió al niño en dos ocasiones en una sede del Distrito 3, en el centro, y no obtuvo una plaza.

Primero le dijeron que su hijo no constaba en el sistema; luego, que regrese en una semana para verificar en qué plantel lo asignaron. La opción que le dan es un plantel en la Novena y Portete, a 16 cuadras de su casa, en Lizardo García y El Oro. “Me dijeron que si quiero, que acepte; si no, que espere al próximo año… No me sirvió de nada esperar tanto”, fustiga.

Alexis Villafuerte
‘Voy a esperar por solución’

Alexis Villafuerte inscribió a su hijo en educación inicial y a su niña, en noveno año de básica. A él lo ubicaron en la escuela Estela Lange de Bernal, en la coop. 10 de Agosto, del Guasmo sur; ella no consta en el sistema, por lo que el jueves 24 la inscribió otra vez en el Distrito 1.

La madre solicita el cambio de plantel, de un fiscal del norte a uno del sur, porque hace pocos meses se mudó a ese sector.

Villafuerte vive ahora en la coop. Carlos Castro 2, en el Guasmo central. “Dicen que no hay cambios para el menor porque ya tiene su cupo y para la mayor, que espere al lunes (hoy), y voy a esperar porque ella no se puede quedar sin estudiar”, afirma.

Francisco Buñay
‘Temo que no estudie este año’

Francisco Buñay salió desconcertado y sin una solución, el miércoles 23, de la sede del colegio Vicente Rocafuerte, del Distrito 3. Él pidió el cambio de su hija, que cursará el segundo de bachillerato, de un colegio fiscal a otro.

Él vive en Eloy Alfaro y Febres Cordero, y pide un colegio cercano a su domicilio, porque el anterior, Enrique Gil Gilbert, está a unas 20 cuadras de distancia. Hasta ese día no le asignaban un cupo.

“Estoy preocupado porque no le dan un cupo y en el anterior colegio me dicen que ya fue borrada del sistema. No quiero que se quede sin estudiar”, dice el padre, quien ansía una plaza en el colegio Borja Lavayen.

Angélica Villalva
‘La escuela está lejos’

Angélica Villalva afirma que recibió una llamada del Ministerio de Educación, desde Quito, en la que le afirmaron que su hijo de 5 años tenía un cupo en una escuela del Guasmo sur. Para corroborarlo, ella acudió al Distrito 1, pero le indicaron que esa información era errónea.

En esa sede, que funciona en el colegio Provincia de Cotopaxi, le ofrecieron un cupo en la jornada vespertina de la escuela Río Putumayo, del bloque 4 de la cooperativa Unión de Bananeros, zona lejana para ella, que reside en Guayas y Quil 2.

“Es zona lejana y muy peligrosa, por eso pido el cambio, pero dicen que no se puede”, señala y agrega que su otra hija, de 3 años, no consta en el sistema.

Rocío Pérez
‘Caminaremos 25 minutos’

Rocío Pérez no está conforme con el cupo que le dieron a su hijo que va a quinto año de básica. Le otorgaron una plaza en una escuela de la coop. Guayas y Quil, en el Guasmo sur, y ellos residen en la coop. Unión de Bananeros, de la misma zona.

Presentó tres pedidos de cambio, pero el menor no fue reasignado. A una semana del inicio de clases, Pérez acepta el cupo porque no quiere que su hijo se quede sin matrícula. “En ninguna de las cinco opciones que di hubo cupo. Antes lo tenía en un plantel particular, pero ya no puedo pagar”, expresa y agrega que para llegar a la escuela no hay buses que pasen por ahí, por lo que deberá caminar con su hijo unos 25 minutos.

Ninfa Castro
‘No sé qué voy a hacer’

Ninfa Castro dice estar inconforme con el proceso de asignación de cupos. A su hija de 12 años, quien iría a octavo año de básica, aún no le han asignado un plantel. Afirma que la niña no consta en el sistema.

Castro, quien inscribió a la alumna en una de las sedes del Distrito 3, tuvo que volver a registrarla, pero ahora –comenta– le piden no solo la planilla de luz, sino un documento que confirme que ella vive ahí.

“Recién me dicen que debo traer ese papel, cuando estamos de la ceja al ojo del inicio de clases”, dice la residente de Noguchi y Maldonado.

Agrega que no sabe qué hacer, si esperar un cupo o ponerla en un plantel particular.

Un comentario en «Padres de familia exigen la reasignación de cupos en las escuelas»
  1. Hola escribe una madre preocupada yo incribi a mi hija q recien va a la escuela y todavia no se a donde le tocaya he ido al distrito i dice q no sale como es eso cuanto tiempo mas tengo q esperar xq hacen tanta malda dejen como estaba antes q los padres ponga a sus hijos donde ellos quieran al fin son los hijos de uno y alo mejor mi hija ya estuviera matriculada y no estubiera como estoy ahora

Deja un comentario