PetrobrasEl Gobierno de Estados Unidos condicionó en 2006 el aval para la venta de una refinería en Texas a la estatal Petrobras a que la petrolera brasileña se comprometiera a no ocupar el lugar dejado por compañías estadounidenses en Ecuador, según documentos filtrados por WikiLeaks y citados hoy por la prensa.

La refinería en mención es la Pasadena Refining Systems (PRS), cuya adquisición es actualmente investigada por la Policía Federal, el Tribunal de Cuentas de la Unión y el Ministerio Público (Fiscalía) de Brasil debido a que, según documentos filtrados a la prensa, el acuerdo incluyó cláusulas que causaron perjuicios millonarios a la estatal.

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario