27 de octubre de 2020

Periodismo Ecuador

Noticias del Ecuador y el mundo

Un policía murió en cruce de balas con el cuarto más buscado del país

2 minutos de lectura

Policía sufrió la pérdida de un segundo miembro de la institución en el cumplimiento de su deber.

Policía sufrió la pérdida de un segundo miembro de la institución en el cumplimiento de su deber.
Policía sufrió la pérdida de un segundo miembro de la institución en el cumplimiento de su deber.

En apenas ocho días, la Policía sufrió la pérdida de un segundo miembro de la institución en el cumplimiento de su deber.

La noche del pasado miércoles fue asesinado en Manabí el cabo primero Hugo Pachacama Ayala, mientras participaba en la captura de Manuel Honorio G. P., alias la Puiza, el cuarto más buscado del país. Ocurrió una semana después de que el sargento Rodrigo Alquinga fuera victimado en Quito cuando intentó frustrar un robo.

La muerte de Pachacama se produjo en la parroquia La Unión, del cantón Santa Ana, ubicado al sureste de Portoviejo. Édison Gallardo, jefe policial de la subzona Manabí, comentó que los agentes tenían identificada la vivienda donde se escondía el sospechoso.

Informes de inteligencia habían determinado que la Puiza no se entregaría fácilmente, y así sucedió. El general Rodrigo Suárez, comandante de Policía, ayer dijo: “Este individuo tenía dos armas de fuego: una pistola y un revólver. Cuando ingresa el Bloque de Búsqueda, dispara, impactando a nuestro compañero, quitándole la vida”. El sospechoso también resultó herido y fue llevado al hospital Verdi Cevallos de Portoviejo, donde se recupera.

Ayer en la mañana se le realizó la audiencia de formulación de cargos por dos asesinatos pasados y en la tarde estaba prevista la audiencia por la muerte del policía.

El cuerpo de Pachacama, de 32 años, fue trasladado a Quito, de donde era oriundo, para ser velado en el distrito La Delicia, en el norte de la ciudad.

Allí, sus compañeros recordaron que el uniformado ingresó a la Policía en el 2003, que fue instructor de defensa personal y táctica policial, y se especializó en el exterior en operativos antidelincuenciales. Hace tres años se casó y no tenía hijos.

Por su parte, el ministro del Interior, José Serrano, calificó a la Puiza como un delincuente sanguinario. “A mí me puede decir lo que sea, que presunto, que los derechos, que la presunción de inocencia; pero no, ayer fue detenido un delincuente de los más sanguinarios del país”.

La Policía indicó que el detenido lideraba una banda que extorsionaba a empresarios y ganaderos en Manabí.

Deja un comentario

Copyright © Periodismo Ecuador Newsphere por AF themes.