\ La primera dama peruana se rehusó a obedecer protocolo Chileno y recibió honores exclusivos de presidentes invitados - Periodismo Ecuador

NadineLuego de la llegada de la delegación peruana a Chile para la toma de mando de la presidente electa del país sureño, Michelle Bachelet, la primera dama Nadine Heredia no tuvo mejor idea que rehusarse a obedecer el acostumbrado protocolo que señala que solamente los mandatarios pueden caminar sobre la alfombra roja. Así, la líderesa del Partido Nacionalista Peruano recibió los honores del cuerpo diplomático anfitrión que solo deben recibir los jefes de Estado invitados.

«Es vergonzoso el tema. Ella tercamente, a pesar que la gente del protocolo le dice que no puede ir por allí, agarra, piensa y regresa a la alfombra roja. Eso lo hace una persona pensando en que esto está siendo grabado. Ella sabe que está siendo grabado, que es obvio. Está queriendo demostrar que no se sujeta a las reglas del protocolo, sino que se considera parte del derecho de los presidentes para caminar por la alfombra roja. Esto es muy delicado», señaló el analista político Carlos Tapia en diálogo con RPP TV.

Tapia consideró que las improvisaciones y los «saltos» al protocolo vistos en los mítines y celebraciones del Ejecutivo nacional no tienen nivel de comparación con los hechos protagonizados hoy por Heredia en Santiago de Chile.

«Lo que hemos visto en la televisión va a ser la comidilla de todos los medios internacionales, de que la primera dama del Perú no solo caprichosamente quiere pasar por la alfombra roja, sino que es una muestra del desorden del Gobierno del Perú».

Sin embargo, el embajador del Perú en Chile, Carlos Pareja, aseguró esta noche a El Comercio que Nadine Heredia no rompió el protocolo al caminar por la alfombra roja tras su arribo al país sureño con su esposo, el presidente Ollanta Humala.

Según Pareja, quien estuvo en la llegada de los esposos Humala, el representante de protocolo del Gobierno de Chile dio la indicación que la pareja pasara por la alfombra roja. Por su parte el regidor de la Municipalidad Metropolitana de Lima,Fernán Altuveconsideró que la primera dama quiere demostrar que «ya ejerce poder».

«Es el subconsciente, la voluntad. Ella se dice ‘yo tengo que estar aquí, esta es la pareja presidencial’, osea se está creyendo el discurso y eso es gravísimo porque aquí nadie eligió una pareja presidencial, se eligió un presidente de la República. Ella tiene enormes cualidades, seguramente, y puede desempeñar papeles pero con roles específicos y con responsabilidad política específica. Ella ya quiere todos los días evidenciar que ya ejerce poder», refirió Altuve.

Altuve consideró que la esposa del presidente «está atentando contra su valor de ayuda al presidente» a través de estos gestos. Además,dijo que este hecho podría ocasionar problemas diplomáticos ya que dichos actos pueden ser entendidos como una «ofensa».

«Estás ofendiendo al país anfitrión, lo que ha hecho es faltarle el respeto al protocolo del país en el que está siendo recibida. Imagínense ustedes que van a la casa de alguien, y esa persona dice que ‘los invitados de la mesa de honor van por acá y los otros por acá’ y ‘no, yo quiero ir a la mesa de honor’. ¿A quién le estás haciendo un feo? Al anfitrión», finalizó Altuve.

Por Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario