30 de octubre de 2020

Periodismo Ecuador

Noticias del Ecuador y el mundo

Artista se disculpa por romper jarrón de $1 millón en Miami

4 minutos de lectura

nuevo-video-de-un-artista_1024x768Un día después de que el mundo del arte reaccionara estupefacto ante el acto de protesta de un artista local en el Museo Pérez de Arte de Miami (PAMM), Máximo Caminero se disculpó ante el artista disidente chino Ai Weiwei por romper uno de sus jarrones. El valor del jarrón verde, uno de los 16 expuestos en la muestra Ai Weiwei: According to What? (Ai Weiwei: ¿según qué?) todavía está siendo tasado, aunque la policía le atribuyó un valor de un millón de dólares para procesar el cargo por lo criminal.

“Yo no tengo derecho a romper esa obra. Lo siento”, dijo Caminero, de 51 años, a el Miami Herald en la mañana del martes. “Quisiera disculparme por todas las molestias que he causado al señor Weiwei. Yo no tengo derecho a romper una obra ajena”.

Por su parte, el museo permaneció abierto el martes, con seguridad adicional alrededor de la exhibición.

“En resumen, eso fue un acto de vandalismo y es criticable, y es terrible”, dijo Leann Standish, vicedirectora de asuntos exteriores del PAMM. “Nos sentimos heridos, nos sentimos disgustados, pero estamos muy contentos de que el museo haya seguido adelante y esté funcionando hoy de un modo fabuloso”.

Standish y otros afirmaron que no creían que el incidente afectaría la reputación del museo, el cual inauguró en diciembre su nuevo edificio diseñado por Herzog & de Meuron en la Bahía de Biscayne, en medio del aplauso general.

“Lo único que hemos recibido es un gran apoyo, y que muchos digan que están muy disgustados por lo sucedido”, dijo Standish.

El domingo, Caminero visitó el museo y su exhibición de fuerte carga política sobre la historia y la cultura china. La exposición incluye una colección de jarrones, bañados en pintura por el artista, que Ai ha presentado como si fueran de la dinastía Han. Eso haría que tuvieran más de 2,000 años de antigüedad. Otro componente de la exposición presenta una serie de tres fotos en blanco y negro del artista, en las que él alza en protesta un jarrón chino y lo deja romperse en el suelo.

Según el informe policial, Caminero agarró uno de los jarrones y se negó a obedecer la orden de un guardia de seguridad de dejarla donde estaba. En lugar de eso — crash — Caminero rompió el jarrón contra el piso. El dijo al agente que lo arrestó que había roto la obra en protesta a nombre de los artistas locales que él consideró estaban siendo dados de lado a favor de artistas internacionales en el nuevo complejo de $131 millones en la Bahía de Biscayne. Fue acusado de cometer un crimen contra la propiedad ajena y está ahora en libertad bajo fianza.

Caminero, artista nacido en República Dominicana que ha expuesto sus obras en numerosas galerías locales y del extranjero, sostiene que él no tenía idea del valor de la obra y estaba actuando en apoyo a artistas como Ai Weiwei que están siendo amordazados.

A Ai Weiwei, escultor, diseñador y documentalista de 56 años, nacido en Pekín, no se le permite salir de China luego de haber sido arrestado en el 2011 por su activismo político. Ai condenó al gobierno chino por actos que él consideró corruptos después de un terremoto ocurrido en el 2008 en Szechuan.

“Yo nunca estuve en contra del arte que estaban exhibiendo en el PAMM”, dijo Caminero. “Yo nunca dije eso. Yo no tengo ningún problema con que se exhiba aquí a artistas internacionales. No puedo hablar sobre mi situación”, dijo.

“Pero me gustaría hacerles llegar el mensaje de que siento mucho la molestia que he causado”, dijo. “Muchos artistas me están apoyando, y con el tiempo podrán verlo”.

De hecho, Danilo González, artista y propietario de The Art Place, galería y café situado en NW 2 Avenue y 28 Street en Wynwood, y el motor impulsor de The Wynwood Warehouse Project, un colectivo de estudios de arte para los cuales está tratando de encontrar apoyo por parte de la Ciudad de Miami, defiende a Caminero.

“Su intención no fue cometer un acto de vandalismo”, dijo González. “Nosotros aquí en The Warehouse Project condenamos todo acto de vandalismo. Nosotros creemos que lo que el señor Caminero está haciendo es una declaración muy patente sobre lo que está pasando en nuestras comunidades y entre los artistas”.

“El está muy conmovido y preocupado con lo que Weiwei está atravesando en China”, añadió González.

Ai, no obstante, expresó otro punto de vista en una entrevista con CNN. Sí, él ha sido fotografiado dejando caer jarrones como forma de protesta. Una famosa exposición fotográfica en 1995, Dropping the Urn (Dejando caer la urna), muestra a Ai dejando caer una urna centenaria de la dinastía Han. Pero no, el acto de Caminero no es el equivalente en la opinión del artista internacional.

“Mi obra me pertenece a mí, no le pertenece al público y tampoco le pertenece a otra persona”, dijo Ai a CNN.

“En realidad no me importa mucho, y de hecho mi obra se daña a menudo en diferentes muestras, porque es frágil, de modo que normalmente estas cosas no me afectan mucho”, dijo Ai. “El daño es daño. Si ellos tienen seguro, tal vez lo cubrirá”.

La exposición entera estaba asegurada en colaboración con otras instituciones que han albergado la muestra itinerante, según el PAMM.

 

Deja un comentario

Copyright © Periodismo Ecuador Newsphere por AF themes.