26 de octubre de 2020

Periodismo Ecuador

Noticias del Ecuador y el mundo

INSÓLITO: MSP RECOMIENDA MEDICINA CONTRA EL CÁNCER PARA COMBATIR ENFERMEDAD DE LOS OJOS

4 minutos de lectura

NotaContraviniendo todas las recomendaciones farmacológicas a nivel internacional, el Ministerio de Salud del Ecuador (MSP) recomendó, hace poco, una medicina para combatir el cáncer de colon, pulmón, mama o renal, como un remedio que se puede usar en pacientes con una enfermedad de los ojos (que no es oncológica).

Esta decisión del Consejo Nacional de Salud (CONASA), tomada a finales de noviembre del 2013, aprobó que se use (en todas las casas de salud públicas del Ecuador) un remedio oncológico para combatir la enfermedad llamada, Degeneración Macular Asociada con la Edad (DMAE), que es un padecimiento de los ojos que no tiene nada que ver con el cáncer.

La recomendación del componente activo Bevacizumab (medicina oncológica) para el tratamiento de la enfermedad ocular, DMAE pone en serio riesgo a los pacientes ecuatorianos que padecen de esta enfermedad, ya que esta molécula (Bevacizumab) puede generar una infección ocular que acelera la ceguera que produce la DMAE, como lo demuestran estudios de la Federal Drug Administration (FDA) de Estados Unidos.

Este problema es de tanta relevancia para la salud pública mundial que Gobiernos de países como Estados Unidos, Canadá, Argentina, Chile y Panamá han prohibido el uso de Bevacizumab como tratamiento para el DMAE y han lanzado alertas para eliminar cualquier rastro de esta práctica.

El Instituto Nacional de Salud de Chile, envió, ya a inicios del 2012, una nota informativa a los médicos oftalmólogos del país sobre posibles casos de uso no autorizado del componente Bevacizumab (conocido comercialmente como Avastin) para el tratamiento del DMAE.

La autoridad de salud chilena, además, recordó que las agencias de medicamentos de EEUU y Canará (FDA y Health Canada) han alertado sobre casos de infección ocular relacionados al uso de Avastin por vía intravitrea (inyección al ojo), cuando su administración es fraccionada (es decir, uso del remedio por partes de una misma ampolla para uno o varios pacientes), sin una técnica aséptica adecuada.

El Instituto Nacional de Salud de Chile dijo que en ese país existen medicamentos autorizados para combatir el DMAE que son aquellos que tienen los componentes llamados Verteporfina y Ranibizumab.

El principio activo Bevacizumab se vende también en Ecuador con el nombre comercial de Avastin.

La insólita decisión tomada por el Consejo Nacional de Salud, además, contraviene el uso aprobado por el mismo Gobierno de Ecuador para Avastin, que es únicamente autorizado para el combate al cáncer de colon, pulmón, mama, gliobastoma y renal. El Estado Ecuatoriano, a través del Registro Sanitario, nunca aprobó el uso de Avastin para el tratamiento de la DMAE.

A nivel internacional es conocido que el principio activo más eficaz para combatir la DMAE es la molécula llamada Ranibizumab, que sí está disponible para Ecuador. Incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) no recomienda el uso de Bevacizumab para tratar el DMAE, si en el país existen medicamentos con Ranibizumab, que son los más indicados para la salud del paciente.

Este grave problema ya fue alertado por el doctor ecuatoriano, Luis Sarrazín, en su columna de diario Expreso llamada “El Caminante” publicada el pasado 27 de noviembre de 2013.

 Sarrazín dice que:

“La Novena Revisión del Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos (CNMB) resultó ser un documento antitécnico… Probablemente, dentro de los fármacos se deslizó muy aceitadamente el Bevacizumab, que siendo un agente antitumoral lo colocan para ser usado en la degeneración neovascular-macular, con un código inventado, lo cual es un verdadero atentado, ya que no tiene indicaciones para su uso oftalmológico. No ha sido aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ni por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y varias sociedades oftalmológicas del mundo lo rechazan como opción para uso oftálmico. Las dos sustancias aprobadas mundialmente para esos casos son Ranibizumab (S01LA04) y Aflibercept (S01LA05)”

 Una de las problemáticas al usar Avastin para el tratamiento de la degeneración macular es que su forma de administración fraccionada (forma de administración común) ocasiona la contaminación del producto y con ello la generación de peligrosas infecciones oculares.

Así lo explica Maurice Quimbiulco quién después de constatar que su madre Piedad Cadena, que sufre DMAE, presentó un cuadro de complicación ocular luego de que sin explicación alguna le inyectaron en el ojo Bevacizumab.

Quimbiulco investigó por su cuenta y se dio cuenta que el medicamento que le administraron a su madre en realidad fue creado y está registrado como medicina para tratar el cáncer.

-ecuatorianos para que dejen de prescribir medicinas que no son idóneas para tratar una enfermedad, en este caso, exigen que dejen de recetar Bevacizumab a los pacientes que padecen DMAE pues los daños que pueden sufrir son fatales.

Por ejemplo, el índice de pacientes con DMAE es alto, en el Hospital Militar de Quito de cada diez pacientes oftalmológicos 4 son diagnosticados con degeneración macular asociada con la edad.

Es importante tomar en cuenta la experiencia de países vecinos y entidades de la salud que a nivel mundial regulan la actividad médica como la FDA,  más preponderante aún es exigir que se cumplan los derechos que los ecuatorianos tienen para ser medicados con el tratamiento idóneo para cada una de sus dolencias.

1 comentario en «INSÓLITO: MSP RECOMIENDA MEDICINA CONTRA EL CÁNCER PARA COMBATIR ENFERMEDAD DE LOS OJOS»

  1. A veces, hay qeu ver los dos lados de una noticia señores….

    http://www.bibliotecacochrane.com/BCPGetDocument.asp?SessionID=%204034940&DocumentID=GCS46-12

    Bevacizumab más eficiente que Ranibizumab en el tratamiento de la degeneración macular asociada a la edad.

    Contexto
    En los países desarrollados la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es la primera causa de pérdida de visión y ceguera en la población anciana. En su forma más frecuente, húmeda o exudativa, la formación de nuevos vasos en la retina conlleva una disminución de la agudeza visual. Esta neovascularización es estimulada por la sobreexpresión del factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), por lo que los fármacos antiangiogénicos inhibidores del VEGF pueden ser útiles en el tratamiento de esta patología. Bevacizumab, un anticuerpo monoclonal frente al VEGF, aprobado en el tratamiento de diversos tipos de cáncer, se ha utilizado, mediante inyección intraocular, en la DMAE, a pesar de no ser ésta una indicación autorizada por las Agencias Reguladoras (uso off-label). Ranibizumab (LucentisÒ) es un fragmento de un anticuerpo frente al VEGF, desarrollado específicamente para el tratamiento intraocular de la DMAE, patología en la que ha demostrado su eficacia en dos grandes ensayos clínicos. El coste de una dosis de Ranibizumab es unas 50 veces superior al de Bevacizumab.
    Objetivo
    Analizar el coste-utilidad, Bevacizumab y de Ranibizumab en pacientes con DMAE.
    Método
    Análisis de coste-utilidad en términos del cociente coste-efectividad incremental (ICER), definido como el coste incremental necesario para obtener un año de vida adicional ajustado por calidad de vida (QALY), calculado dividiendo la diferencia de costes entre la diferencia de QALYs obtenidos con cada fármaco. Se utilizó un modelo simplificado de Markov, sobre un horizonte temporal de 20 años, utilizando los resultados de los ensayos clínicos y estudios observacionales de ranibizumab y bevacizumab en el tratamiento de la DMAE. Se clasificó la agudeza visual en cuatro categorías, y a cada una de ellas se la ponderó con un valor de utilidad (calidad de vida). El análisis de costes incluyó todos los costes directos asociados con el tratamiento, incluidas las visitas médicas, el coste de los medicamentos y el de los recursos tecnológicos necesarios. Se llevó a cabo un análisis de sensibilidad, modificando la ponderación de las utilidades y el coste de los medicamentos.
    Resultados
    Se incluyeron 6 estudios en la revisión, dos de los cuales evaluaron la eficacia y seguridad de ranibizumab y los cuatro restantes evaluaron las de bevacizumab. Los costes necesarios para obtener un QALY fueron de 1.405$ y 12.177$ para bevacizumab y ranibizumab, respectivamente, y el tratamiento con bevacizumab resultó en un ICER frente a ranibizumab de -54.649 $ para conseguir un QALY adicional.
    En el análisis de sensibilidad, el coste de ranibizumab debería bajar de 2.067$ por dosis a 44$ para que resultase igual de eficiente que bevacizumab. De igual forma, el coste de bevacizumab debería aumentar de los 50$ actuales a 2.666$ para que su eficiencia fuera equivalente a la de renibizumab.
    Financiación y conflicto de interés:
    Sin financiación externa, los autores declaran no tener conflictos de intereses.
    Correspondencia:
    mark.bounthavong@va.gov

    Comentario

    La DMAE es una enfermedad degenerativa de la retina que causa la pérdida de la visión central y la agudeza en la percepción de las imágenes, manteniendo preservada la visión lateral o periférica. El envejecimiento de la población española hace que esta patología tenga un impacto importante, ya que afecta al 4% de la población mayor de 55 años, y su incidencia aumenta con la edad, de tal forma que a partir de los 75 años la prevalencia es del 8%. En España, se estima que afecta a más de 750.000 personas, y que más de 3.000.000 están en riesgo de llegar a padecerla en los próximos años.
    Los fármacos antiangiogénicos, administrados mediante inyección intravítrea, constituyen el tratamiento de elección de la DMAE húmeda o exudativa. Dado el impacto sanitario y social, y el gran número de personas a las que afecta, el coste asociado a los mismos tiene una enorme relevancia en términos de gestión de los sistemas sanitarios.
    El uso off label de bevacizumab, un fármaco antiangiogénico aprobado para el tratamiento del cáncer, y utilizado de forma intraocular a una dosis muy inferior a la recomendada por vía intravenosa en oncología, ha sido considerado por muchos oftalmólogos como el tratamiento de elección de la DMAE, hasta que Genentech, el laboratorio propietario de la molécula, desarrolló a partir de él el fármaco ranibizumab, muy similar al bevacizumab, pero con un coste unas 50 veces superior. Dado que las agencias reguladoras no pueden autorizar indicaciones de fármacos no solicitadas por sus propietarios, es improbable que bevacizumab pueda nunca estar autorizado oficialmente en el tratamiento de la DMAE. No obstante, el uso de medicamentos en indicaciones no autorizadas en su ficha técnica, cuando existe suficiente evidencia de su eficacia y seguridad, está permitido y regulado por la legislación sanitaria española y de los países de nuestro entorno. En este contexto, la constatación de la mayor eficiencia de bevacizumab respecto a ranibizumab, es de vital importancia a la hora de decidir cuál debe ser el tratamiento de elección de la DMAE en el sistema sanitario público.
    Referencias:
    (1) Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Andalucía (AETSA). Eficacia y seguridad de los fármacos antiangiogénicos Ranibizumab y Bevacizumab en la degeneración macular asociada a la edad.
    http://www.juntadeandalucia.es/salud/orgdep/AETSA
    (2) Rosenfeld PJ, Brown DM, Heier JS et al. Ranibizumab for neovascular age-related macular degeneration. N Eng J Med. 2006;355:1419-31.
    (3) Brown DM, Kaiser PK, Michels M et al. Ranibizumab versus Verteporfin for neovascular age related macular degeneration. N Eng J Med. 2006;355:1432-44.
    (4) Tufail A, PAtel PJ, Egan C et al. Bevacizumab for neovascular age related macular degeneration (ABC trial): multicentre randomised double masked study. BMJ. 2010;340:c2459.

    Francisco José Bautista

    Jefe del Servicio de Farmacia. Hospital Universitario Virgen del Rocío

    REFERENCIAS

    Patel JJ, Mendes MA, Bounthavong M, Christopher ML, Boggie D, Morreale AP. Cost-utility analysis of bevacizumab versus ranibizumab in neovascular age-related macular degeneration using a Markov model. J Eval Clin Pract. 2010;doi: 10.1111/j.1365-2753.2010.01546.x..

    Atentamente,

    Dra. Maria Belén Mena.
    Miembro de la Comisión Nacional de Medicamentos e Insumos Estratégicos.
    «Sin conflictos de interes»

Deja un comentario

Copyright © Periodismo Ecuador Newsphere por AF themes.