Jue. Sep 24th, 2020

Periodismo Ecuador

Noticias del Ecuador y el mundo

Venezolanos encuentran en Ecuador y Perú paraísos para comprar y vender dólares

4 minutos de lectura

tarjetas-credito-GEcuador se volvió uno de los destinos preferidos de los venezolanos, pero no solo por su riqueza turística sino por sus dólares. Para evadir el control cambiario que rige en su país muchos viajan para ‘raspar’ tarjetas de crédito y obtener divisas en efectivo. En el exterior simulan compras de bienes o servicios con el dinero plástico, pagan una comisión y reciben dólares. Luego de pocos días regresan a Venezuela y cambian las «lechugas verdes» en el mercado informal, donde obtienen hasta ocho veces más por el cambio a bolívares. El tipo de cambio oficial es 6,3 bolívares por dólar, pero en el mercado paralelo llega hasta 53.

Un indicio del aumento de esa actividad se refleja en el ingreso de venezolanos al país, que se duplicó el último año. Mientras el año pasado llegaron 24 357 venezolanos, solo entre enero y agosto de este año arribaron 55 757, según el Ministerio de Turismo. A su salida, la mayoría de venezolanos declara que viaja por ocio, paseo vacaciones, visita a familiares o amigos y negocios y/o trabajo. En el centro norte de Quito hay toda una infraestructura montada alrededor de estos ‘turistas cambiarios’.

El Comercio identificó ocho locales donde se realizan este tipo transacciones, entre agencias, hostales y locales comerciales; aunque en uno de ellos negaron esa actividad indicando que solo se dedicaban a ofertar paquetes de tipo turístico. Una de las agencias de viajes funciona en la avenida Amazonas y Wilson. En su ventana se exhibe la bandera venezolana. Ante la consulta de si en ese local raspan tarjetas, la operadora Maribel R. respondió afirmativamente. Su escritorio estaba lleno de copias de pasaportes y tarjetas de bancos internacionales. La mujer, con acento caribeño, explicó que se ‘raspa’ todo el cupo otorgado en Venezuela por la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) o lo que el cliente desee. Si es una transferencia a una cuenta en Venezuela se cobra una comisión del 19% del valor ‘raspado’. «Estamos pagando 46 bolívares por dólar». Cada venezolano tiene un cupo de hasta USD 3 000 anuales, que otorga el Cadivi para viajes.

El proceso para obtener los dólares comienza con la solicitud a esa entidad. Este monto aplica para ir a Ecuador desde ocho días en adelante. El rubro varía según el tiempo y la nación de destino. Antes de viajar, ya sea por cajero o ventanilla, los caribeños obtienen los primeros USD 500 en efectivo, el resto se habilita a través de la tarjeta de crédito, desde el primer día del traslado. Por este cupo pagan 18 900 bolívares, al tipo de cambio oficial. Esta opción no solo es empleada por quienes llegan al país sino por otros venezolanos que compran un pasaje de avión pero no viajan, hacen el trámite por Internet y envían su tarjeta de crédito con un tercero que les cobra una comisión por su intermediación en Quito. Para frenar estas prácticas, la Asociación de Aerolíneas de Venezuela (Alav) y el régimen anunciaron controles extras en aeropuertos con captahuellas y requisas.

La dependiente de la agencia comentó que si el venezolano quiere en ese momento el dinero en efectivo la comisión sube al 20%. Para cerrar el trato se entrega una factura, que puede ser por servicios turísticos, alquiler de auto o compra de tecnología. Este documento respalda el viaje en el Cadivi. Unas cuadras más al sur opera otra agencia. Jóvenes, adultos y familias enteras de venezolanos copan el sitio. Ahí se aplica el mismo mecanismo, solo difiere la comisión: 18% si se entregan los dólares en cuatro días, 20% si es dos días o 22% si es una transferencia a Miami, Panamá o a Venezuela.

Algo parecido sucede en Perú, donde los ciudadanos venezolanos han encontrado en Perú un paraíso para ganar dinero fácilmente. Viajan al país vecino para retirar dólares subsidiados por el gobierno venezolano, valorizado en 6.3 bolívares cada uno, y luego se regresan para venderlo en el “mercado negro” a 40 bolívares.

La maniobra monetaria la suelen realizar en Lima, hasta donde llegan con sus tarjetas de crédito para retirar dólares “baratos” que el gobierno venezolano le otorga a quienes necesitan viajar. Este negocio es rentable debido a los tres tipos de cambio que existen en el país al mando de Nicolás Maduro.

En Venezuela, una tasa de cambio es de 6.3 bolívares por dólar para comprar productos importantes (o tener la necesidad de viajar al extranjero), otra es de 10 bolívares por dólar para comprar productos no esenciales, y otra es de 40 bolívares por dólar en el “mercado negro”.

“Se ha armado una especia de mafia a la que se le llama la ‘industria del maletín’. Por ejemplo, cuatro personas compran pasajes a Lima, pero solamente una de ellas viaja. Las otras tres se quedan en Venezuela, pero le dan sus tarjetas de crédito. La persona que llega a Lima lo hace con cuatro tarjetas, cada una con hasta tres mil dólares para retirar”, reveló el economista González Izquierdo en diálogo con Cuarto Poder, programa periodístico que revela la maniobra monetaria de los venezolanos.

Información: El Comercio / La República.pe

Deja un comentario

Copyright © Periodismo Ecuador Newsphere por AF themes.