24 de noviembre de 2020

Periodismo Ecuador

Noticias del Ecuador y el mundo

Ishpingo, corazón del Yasuní también será explotado

YASUNI1

El campo Ishpingo también está en el plan del Gobierno para la explotación petrolera en el Yasuní. El plan B, inicialmente, preveía dejarlo intacto.

En su solicitud a la Asamblea para que se declare al bloque ITT de «interés nacional» y se avale su explotación, el presidente Rafael Correa menciona a Tambococha, Tiputini e Ishpingo. Todo el bloque 43.

En el oficio de 15 páginas, enviado el 23 de agosto a la presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, Correa justifica su postura con informes de los ministerios del Ambiente, Recursos Naturales No Renovables, Justicia y Coordinador de la Política Económica. En total, los anexos suman 96 páginas.

Uno de los puntos que llama la atención en el documento es que el régimen recién solicita luz verde para explotar crudo en el bloque 31. La estatal Petroamazonas trabaja en esos campos desde 2009.

Entre los justificativos, Correa asegura que la explotación en la reserva permitiría que Ecuador alcance los 275 millones de barriles de crudo al año. El valor más alto en la historia.

Esa extracción permitiría obtener recursos, según el informe del Ministerio Coordinador de Política Económica, de más de 18.292 millones de dólares, a valor presente neto que corresponden a 41.769 millones. El cálculo se hace con 70 dólares por barril. La cifra llegaría a 26.931 millones si el costo por barril es de 91,7 dólares.

El presidente justifica su petición argumentando que pretende «usar el extractivismo para salir del extractivismo». El primer mandatario repite que la meta de la explotación es superar la pobreza y la miseria de las comunidades indígenas de la Amazonía.

Correa dedica, además, dos páginas para enfatizar que dentro de los bloques 31 y 43 «no existen registros sobre la presencia de pueblos indígenas en aislamiento». Por tanto, dice, no se irrespetará el artículo 57 de la Constitución que solicita el cuidado de los pueblos no contactados.

Wilson Pástor, ex ministro de Recursos Naturales no Renovables, refutó las declaraciones del exministro Alberto Acosta, de quien dijo «es petrolero» y que es una falacia decir que se va a construir una «telaraña» en el Parque Nacional Yasuní. «La verdad es que se están utilizando siete tecnologías nuevas no convencionales que ya se han aplicado.

El exfuncionario refirió que «nunca hubo una alternativa Yasuní en la cual se diga que vamos a dejar bajo tierra el petróleo, pase lo que pase, eso nunca existió».

Pástor admitió que en la propuesta de explotación del presidente, que debe ser considerada y resuelta por la Asamblea Nacional, y de ser el caso una consulta popular, el Plan B solo consideraba a los campos Tiputi que está fuera del parque, Tambococha que está dentro del parque, también se abre la posibilidad de trabajar en Ishpingo, de este último aún no se tiene un plan de desarrollo, Petroamazonas tendrá que elaborarlo, las autoridades aprobarlo y de ser el caso ejecutarlo.

Sobre el nuevo monto que se proyecta obtener, explicó que en el 2004, año en que se hacen los estudios de reservas por el Instituto Francés del Petróleo salió un resultado de 7.200 millones de dólares de beneficio neto para el Estado, pero lo que se olvidan de decir que el precio del crudo a esa época estaba en 25 dólares.

Hoy, el precio del crudo está en 100 dólares, cuatro veces más arriba. LO que ha hecho Petroamazonas es ser un poco más conservador calculando el barril en 70 dólares, en el largo plazo, sobre esa base se obtienen los 18.000 millones de dólares. (Ecuavisa/Confirmado.net/Expreso)

Deja un comentario

Copyright © Periodismo Ecuador Newsphere por AF themes.