Manning, condenado a 35 años por el ‘caso WikiLeaks’

 

Manning, condenado a 35 años por el 'caso WikiLeaks'
Manning, condenado a 35 años por el ‘caso WikiLeaks’

Bradley Manning fue condenado este miércoles a 35 años de cárcel porfiltrar miles de documentos secretos a Wikileaks. La sentencia es el desenlace del proceso militar que se celebra desde hace dos meses contra el soldado estadounidense en la base de Fort Meade.

A Manning le queda ahora la opción de pedir clemencia al oficial Jeffrey Buchanan, que podría declararle inocente de alguno de los cargoso revisar a la baja la sentencia pero no decretar un castigo mayor al que le ha impuesto este miércoles la jueza Denise Lind. El letrado del soldado, David Coombs, avanzó antes del juicio que solicitaría el indulto para el soldado a la Casa Blanca. Aunque se antoja difícil que Barack Obama vaya a indultar a quien ha recibido la mayor condena por espionaje de la historia del país.

La sentencia degrada el rango militar de Manning, le deja sin derecho a recibir ninguna paga y reconoce que ha cumplido 1.294 días de cárcel durante el periodo que ha pasado en prisión provisional. El soldado deberá pasar entre rejas un tercio de la sentencia antes de lograr la libertad condicional.

La fiscalía militar había solicitado 60 años de cárcel para Manning, declarado culpable hace unos días de 20 cargos. Entre ellos seis incluidos en la Ley de Espionaje y cinco relacionados con el robo de información confidencial. La jueza Lind exoneró entonces al soldado deldelito de ayudar al enemigo, que le habría granjeado la pena de cadena perpetua sin revisión.

Manning filtró a Wikileaks unos 700.000 documentos secretos mientras trabajaba como analista en Irak en 2010. Entre ellos miles de telegramas de diplomáticos estadounidenses en todo el mundo y un vídeo en el que los pilotos de un helicóptero Apache matan a nueve personas entre las que se encontraban un fotógrafo de Reuters y a su conductor iraquí.

Este soldado ha traicionado a Estados Unidos y por esa traición debe pasar la mayoría de lo que le queda de vida en la cárcel”, dijo el lunes el capitán Joe Morrow, que ejerce como representante de la fiscalía en el proceso militar. Morrow solicitó entonces a la jueza que degradara el rango del reo en el Ejército y le impusiera una multa de 100.000 dólares: unos 75.000 euros al cambio actual.

Intenciones puras

El letrado del soldado presentó el lunes a su cliente como un joven idealista que se alistó con apenas 21 años y pensó que cambiaría el rumbo de la guerra con los documentos que entregó a la organización de Julian Assange. “Sus intenciones eran puras cuando cometió estos delitos”, dijo el abogado Coombs. “En esa época Manning creía de verdad que esa información podía marcar la diferencia“.

Coombs endosó la responsabilidad de lo ocurrido a los superiores del soldado, que pese a sus problemas mentales no le quitaron su acreditación para acceder a información confidencial. Antes había sugerido al tribunal que la sentencia no debería exceder los 25 años. El argumento era que al cumplirse ese plazo habrán dejado de ser secretos algunos de los documentos que filtró.

Un psicólogo y varios familiares confirmaron hace unos días que Manning sufre un trastorno de identidad de género y sufrió una fuerte presión durante los años en que no podía desvelar a sus colegas su condición sexual. Una estrategia que la fiscalía intentó neutralizar explicando que había otros soldados gays en su unidad con los que podía sincerarse sobre su sexualidad. “No fue culpa del Ejército ni de sus mandos ni de que hubiera visto algo terrible. La filtración fue algo que el soldado quería llevar a cabo y así lo hizo”, dijo el capitán Morrow.

Hace unos días Manning se dirigió a la sala donde se celebra el proceso para disculparse por su actuación y solicitar a la jueza la posibilidad de cursar estudios universitarios y ser “un ciudadano productivo”. Elmundo.es

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: