Anuncios

Se logra acceso mundial a los libros para personas con discapacidad visual

imagesRepresentantes de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual -OMPI- se reunieron en la ciudad de Marrakech, Marruecos, del 17 al 28 de junio para gestionar un mejor acceso mundial a los libros mediante un tratado internacional sobre limitaciones y excepciones al derecho de autor para las personas ciegas y deficientes visuales.

En el Ecuador y en los países de Latinoamérica las personas no videntes tienen un acceso del 1% a los libros de todo el mundo por lo que este tratado presentado hace dos años por Brasil, Ecuador, Paraguay y México, en el Comité de Derechos de Autor y Derechos Conexos de la OMPI tuvo resistencia de los países desarrollados.

La postura del Ecuador, representada por el IEPI, destacó y aclaró que una excepción en el derecho de autor no significa una falta de respeto a la creación del escritor, más bien se trata de un compromiso ético y moral.

El tratado firmado por las delegaciones nacionales el viernes 28 de junio del presente año y entrará en vigor una vez haya sido ratificado por 20 Estados miembros y permitirá la corrección del enorme e histórico desequilibrio entre las personas ciegas que se ven privadas al acceso a la cultura y educación versus la industria editorial.

Para la comunidad de discapacitados visuales representada por Dan Pescod, que lidera la campaña de la Unión Mundial de Ciegos Europea, este Tratado  realizado a partir de la convocatoria de la OMPI constituye un triunfo y el principio de cambiar el mundo ya que se convertirá en un hito eficaz de acceso a más libros.

Se ha logrado que a través del Tratado se obtenga además de acceso a la tecnología y el contenido, un régimen legal para viabilizar que todas las personas con dificultades para leer accedan a los libros que necesitan para la educación, el empleo y la inclusión social. La siguiente tarea será ampliar la disponibilidad comercial, derecho de distribución a las personas, y el derecho de traducción.

Voces en contra manifestaron que se debilitaría gravemente el derecho internacional de los autores, pero se sostuvo, que en el Tratado se debe aportar garantías a los autores y los editores en el sentido de que, las obras publicadas no se verán expuestas a un uso indebido o a la distribución a personas distintas de los beneficiarios previstos; además que se reitera el requisito de que el intercambio entre fronteras de obras elaboradas, se limite a determinados casos especiales que no atenten a la explotación normal de la obra, ni causen un perjuicio injustificado a los intereses legítimos del titular de los derechos.

El tratado tiene el potencial de transformar la vida de millones de personas que según la Organización Mundial de la Salud, son aproximadamente 314 millones de ciegos y personas con discapacidad visual, el 90% de ellos en países en desarrollo, así como de ampliar drásticamente las perspectivas académicas y profesionales.

Como IEPI en representación del Ecuador velaremos por el cumplimiento de este Tratado a fin de proteger los derechos de los ciudadanos más vulnerables.

El representante de Ecuador, Abg. Santiago Cevallos, Director Nacional de Derecho de Autor del IEPI, llegará al país en los próximos días a fin de atender a la prensa y ampliar esta información.

Anuncios

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: