Semana de vacunación en las Américas

vacuna-hepatitis-bSuperada sólo por el acceso al agua potable, la vacunación tiene un gran impacto en la disminución de las enfermedades infecciosas y es una de las inversiones de salud pública más exitosas y costo-efectivas que existen: se estima que cada año la vacunación ayuda a evitar hasta tres millones de muertes.1

MSD reconoce que la mayoría de las personas en el mundo aún carecen de un acceso adecuado a medicamentos, vacunas y atención médica. Por tal motivo, y teniendo en cuenta que las enfermedades infecciosas son causantes de la mayor parte de las enfermedades y muertes en los países en vías de desarrollo, MSD busca un impacto significativo en la salud global expandiendo el acceso a sus vacunas. MSD tiene el compromiso de reducir la brecha entre la disponibilidad de vacunas en países desarrollados y su introducción en el mundo en desarrollo.10

 

Los países del continente americano han sido líderes a nivel mundial en la eliminación o reducción de enfermedades prevenibles por vacunación. La región fue la primera en erradicar la viruela (en 1971) y en eliminar la polio (en 1991); además, el último caso endémico de sarampión se reportó en 2002 y el de rubéola, en 2009. Así, en las Américas, la vacunación ha sido responsable de la reducción de casi un cuarto de la mortalidad infantil en niños menores de 5 años de edad durante 1990-2002, contribuyendo significativamente en los avances hacia los Objetivos del Desarrollo del Milenio.2

La vacunación también consigue beneficios económicos significativos ya que, además de evitar que las personas se enfermen, también las protege contra los efectos a largo plazo en su desarrollo físico, emocional y cognitivo. Cuando los niños crecen sanos, les va mejor en la escuela y son más productivos en la edad adulta.1

A pesar de los progresos de los últimos años, todavía unos 22 millones de niños no han recibido todas las vacunas de rutina, y más de 1,5 millones de menores de 5 años mueren por enfermedades que pueden ser prevenidas con las vacunas existentes.1

Hay que tener en cuenta que la vacunación no es exclusiva de la infancia; los adolescentes y adultos también se benefician de la protección que brindan vacunas contra la influenza, la meningitis y ciertos tipos de cánceres que pueden ser prevenidos.3

Por su parte, durante más de 100 años los científicos en los laboratorios de investigación de MSD han trabajado en el desarrollo de vacunas clave para proteger a personas de todas las edades contra diversas enfermedades.4 Uno de esos investigadores, el doctor Maurice Ralph Hilleman, mundialmente reconocido, contribuyó al desarrollo de vacunas para evitar  enfermedades como: sarampión, paperas, rubéola, varicela, y hepatitis B.5 Tres de las más recientes vacunas de MSD brindan protección contra el neumococo (bacteria causante de neumonía y meningitis, entre otras enfermedades),6 el rotavirus (la principal causa en el mundo de gastroenteritis grave en los niños)7 y el virus del papiloma humano (responsable de la mayoría de los casos de cáncer cervicouterino ).8 MSD ofrece un amplio portafolio de vacunas que abarcan desde la niñez y la adolescencia hasta la adultez.

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: