Fiscal de Pichincha reabre caso de alumnos del Central Técnico

Apenas 22 días duró el regocijo para los abogados y familiares de los 12 estudiantes del Colegio Central Técnico, de Quito, que fueron sobreseídos definitivamente en el proceso penal que se les sigue por el presunto delito de rebelión, tras la protesta que se registró en los exteriores de la institución y que dejó daños en bienes públicos y privados.
El pasado 19 de abril de 2013, el fiscal de Pichincha, Miguel Jurado, remitió a la Unidad Judicial de Garantías Penales de Pichincha, su resolución por la cual se revoca el dictamen del fiscal Bormman Peñaherrera, quien se abstuvo de acusar a estos jóvenes estudiantes por considerar, entre otras cosas, que no hay evidencias de actos de rebelión de ninguno de los procesados.
Argumentó, además, que de la investigación no se ha podido determinar ningún tipo de concierto para la rebelión, no hubo reunión alguna, no hubo planificación; ninguno de los procesados ha sido encontrado con armas y así se detalla en el parte policial.

 

Las nuevas decisiones

 

Para el fiscal Bormman Peñaherrera había suficientes elementos para que Fiscalía se abstuviera de acusar, por cuanto de la investigación efectuada se presume que existió el delito, sin embargo, no se ha podido determinar que los procesados hayan sido los responsables del hecho investigado.
Pero, el fiscal de Pichincha, Miguel Jurado, no compartió ese criterio y, según dijo, existen suficientes indicios que prueban materialmente el presunto delito y, además, que están identificados los responsables.
Dijo que con la revocatoria del dictamen abstentivo del fiscal inferior Bormman Peñaherrera, el proceso debe regresar a conocimiento del juez de la causa, Eliana Carvajal Soria, para que continúe el trámite y decida lo que en derecho corresponda, incluido lo relacionado con la prisión preventiva.

 

Procedimiento

 

Con la revocatoria del auto de sobreseimiento definitivo, deberá designarse a un nuevo fiscal, distinto al que se pronunció por la abstención, quien tendrá, en audiencia oral y contradictoria, que sustentar el dictamen acusatorio, y el pedido de llamamiento a juicio, lo cual, a su vez, tendrá que ser aceptado o rechazado por la jueza Carvajal.

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: