Anuncios
Actualidad 

Cristina y Abigaíl esperan la libertad tras cumplir un año de cárcel

Abigaíl Heras y Cristina Campaña, dos de las integrantes de Los 10 de Luluncoto, deberían salir hoy de la cárcel después de haber cumplido la sentencia de un año de prisión que les fue impuesta, según indicó el abogado de Campaña, Gonzalo Realpe. A las 08:30 presentará un escrito en el Tribunal Penal de la Corte Nacional de Justicia para que éste envíe la boleta al casillero de la Cárcel de Mujeres de Quito.
“En la tarde de mañana (hoy) o el martes a primera hora deben salir”, indicó. Esto, a pesar de que todavía no les ha notificado la sentencia, pero “ya fue declarada oralmente”, por lo que no existiría razón para que permanezcan retenidas.
Mientras, ayer se cumplió un año de la aprehensión de los 10 jóvenes, quienes habrían estado reunidos discutiendo sobre política y la marcha que en ese tiempo se estaba organizando. En un plantón simbólico recordaron lo sucedido con el ánimo de “continuar con la lucha y de no callar la crítica contra el Gobierno”.

Aniversario

Algunos de los jóvenes, sus padres, amigos y conocidos se dieron cita ayer en las afueras de la Cárcel de Mujeres, en el norte de la capital, donde, con pancartas y parlantes, acompañaron a sus amigas que permanecen detenidas.
Al son de la música se dieron cortos discursos, de denuncia de la que para ellos es una injusticia que se habría dado en el caso y llamando a que se respete el derecho a la opinión.
Fadua Tapia y Luis Merchán estuvieron presentes y sus rostros denotaban cierta tranquilidad al saber que desde hoy estarán en clases y retomarán sus vidas, aunque ahora queden “marcados”, según dicen.
La madre de Cristina Campaña, Delia Sandoval, entró ayer alrededor de las 11:30 a ver su hija. Ya tiene lista la casa para recibirle, piensa prepararle su comida favorita: arroz con pollo, y después llevarle a pasear, tal vez a la piscina. Sus ojos ya no están tristes, sino albergados de esperanza y de ilusión de verla salir.

Críticas

Ramiro Vinueza, representante de los padres de los jóvenes detenidos, indicó que con la sentencia se está creando un “precedente nefasto para los derechos constitucionales, democráticos y fundamentales, como el de pensar diferente”, una “especie de ponerle miedo a las personas que se reúnen todos los días por varios motivos para tratar asuntos públicos, de mi barrio, de mi universidad”.
Por otro lado, Cecilia Jaramillo, representante de la Confederación de Mujeres por el Cambio, insiste en que es una injusticia todo lo que ha ocurrido. “Como mujeres, expresamos nuestra exigencia de la libertad. Hemos venido a expresar nuestra solidaridad porque hemos visto cómo con tanta altivez y dignidad las chicas han tomado una serie de medidas y jamás han cambiado su posición”.
“Se ha acabado la tristeza, ahora viene la alegría, por fin mañana (hoy) ya salen. La sentencia no es justa, a los chicos inocentes le pusieron una sentencia de gana. Tanta gente mala afuera, ¡que a ellos les pusieran sentencia!, pero bueno, así es la vida”, añadió Sandoval.

 

Esperan terminar la reunión
° Luis Merchán regresó ayer a Guayaquil, donde vive, para comenzar sus clases de Derecho hoy en la Universidad Estatal. También inicia la búsqueda de trabajo, idealmente para ejercer su profesión, pero sabe que será complejo ahora que tiene una marca en su récord policial.
Mientras, Fadua Tapia, ahora madre, también iniciará clases en la Universidad Central de Quito y buscará un trabajo para subsistir con su familia. Lo que sí aseguran es que continuarán manteniendo sus posiciones y esperan terminar la reunión que fue interrumpida el 3 de marzo del año pasado.

 
30
personas aproximadamente, se concentraron ayer afuera de la Cárcel de Mujeres.

7
hombres obtuvieron la libertad en noviembre gracias a un Hábeas Corpus.

La Hora

Anuncios

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: