Pacific National Bank en cuenta regresiva para su venta

Miami-Pacific-National-Bank-Brickel_ECMIMA20110325_0007_4El Pacific National Bank (PNB), entidad financiera internacional perteneciente al Banco Pacífico de Ecuador (cuyo único accionista es la Corporación Financiera Nacional, CFN) está en un proceso obligatorio de venta; su plazo vence el 28 de marzo próximo.

De no producirse dicha enajenación, la entidad con sede en Miami entraría a liquidación. Esto según lo dispuesto por la Office of the Comptroller of the Currency (OCC), entidad encargada de controlar el sistema financiero de Estados Unidos, a la cual responde el PNB y el Consejo de Gobernadores de la Reserva Federal. El 28 de marzo del 2012, la autoridad estadounidense resolvió que todas las acciones de dicho banco se transfirieran a un fideicomiso, cuyo objetivo era la enajenación de las acciones o su disolución. Este está manejado por el fiduciario Robert E. Barnett, representante del estudio jurídico Barnett Sivon & Natter.

La decisión del organismo de control se debió, según comunicaciones entre la CFN y el Ministerio de Finanzas, al cambio de accionistas del Pacífico, es decir a la transferencia de acciones a la Corporación Financiera Nacional, resuelta en noviembre del 2011 por el Gobierno. Esta fue una de las primeras tareas de Pedro Delgado, que entonces estaba recién posesionado como presidente del Banco Central.

En los primeros días de este año se acababa de concretar la recepción de ofertas, en la cual hubo cinco interesados extranjeros, de los cuales tres pasaron a la siguiente fase. El comprador debe ser calificado por la OCC.

En noviembre del 2012, el presidente ejecutivo del banco, Andrés Baquerizo Barriga, en una carta dirigida al fiduciario Barnett, y con copia a Camilo Samán y Jorge Wated, principales autoridades de la Corporación Financiera, recomendó adelantar el proceso de venta, pues estaba preocupado de que hasta esa fecha no se había recibido ninguna oferta en firme y porque el precio del banco podría irse deteriorando “debido al prolongado periodo de incertidumbre”.

Explicaba Baquerizo que no se puede caer en el proceso de liquidación: “Sería inconcebible que el Pacific National Bank que es un banco solvente y no tiene problema de ninguna naturaleza sea llevado a la liquidación por no haberse producido la venta de la totalidad de las acciones del mismo”.

En dicha comunicación, Baquerizo veía al menos dos posibles compradores: The Wexxon Group, representado por Rolando González Echemendía y Montdale Investments (Panamá).

Además, Baquerizo indicaba que un precio posible de referencia para la venta sería el patrimonio del Pacific National Bank que constaba en el balance del mes de junio del 2012. Dicho patrimonio estaba calculado en aproximadamente $ 300 millones.

El proceso de venta estuvo pensado desde diciembre del 2011 y fue anunciado públicamente en enero del 2012 tanto por Samán como por Pedro Delgado.

La Corporación Financiera Nacional, como nueva dueña del Banco Pacífico, estructuró un informe en diciembre del 2011 en el cual describía la situación del Pacific National Bank y consideraba la liquidación como “la solución técnicamente viable”, debido el deterioro de la entidad financiera.

La venta –decía la CFN– “tomaría mucho tiempo, difícilmente se encontraría un comprador, dado el deterioro de su cartera en los últimos años, las pérdidas que el banco presenta, la continua inyección de capital que requeriría, a más de los cuestionamientos que realiza el OCC a sus controles internos”.

La CFN determinaba que el banco había sufrido un “deterioro de su imagen” por la sanción y multa que la OCC le impuso, tanto al Pacific National Bank como a cinco de sus principales ejecutivos, debido a la falta de aplicación de un programa de políticas, procedimientos, prácticas y controles internos.

Varios incumplimientos generaron que el banco sea multado con $ 7 millones.

En este contexto, al banco se le había exigido cumplir con una Orden de Consentimiento basado en la Red de Persecución de Delitos Financieros, y cumplir con todas las leyes señaladas de los Estados Unidos.

EL UNIVERSO consultó sobre el proceso de venta a Carlos Fernández Guzmán, presidente del PNB, pero indicó que es el accionista (Banco del Pacífico), el que debe responder sobre ello. El Pacífico informó que el Pacific National Bank al igual que todo banco americano está sujeto al cumplimiento de las normas y requerimientos de la OCC, así como de las regulaciones de sigilo bancario y, que en caso de violaciones, podrían llegar a ser sancionadas como delitos federales. Reconoció que “el PNB se encuentra en un proceso de venta, a través de un fideicomiso constituido legalmente en Estados Unidos, encargado de evaluar y acoger las propuestas de potenciales interesados que cumplan con el marco regulatorio correspondiente”. Y también recalcó que el Pacífico de Ecuador es uno de los tres bancos más grandes del sistema nacional y con buenos indicadores.

Decreto

Mediante Decreto Ejecutivo 941, el presidente Rafael Correa dispuso en noviembre del 2011 que el Banco Central (BCE) transfiriese a título gratuito la totalidad de las acciones del Banco del Pacífico a la Corporación Financiera Nacional (CFN).

Legalidad

El Gobierno amparó su decisión en la Ley Reformatoria de Régimen Monetario y Banco del Estado que disponía “estimular la inversión, el crecimiento económico y la competitividad de los sectores productivos”.

Banco

El Pacífico pasó a manos del Estado después de la crisis bancaria de 1999. Tenía una administración privada pese a que su accionista era el BCE. El Universo

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: