Pedro Delgado descarta volver a Ecuador y tramita otro visado en Estados Unidos

Archivo-COMERCIO-Pedro-Delgado-Miami_ECMIMA20121227_0046_4Pedro Delgado, primo del presidente Rafael Correa y quien renunció a la jefatura del Directorio del Banco Central de Ecuador tras admitir que usó un título universitario falso, descarta de momento volver a su país y está tramitando en EE.UU. un nuevo visado.

Así lo explicó hoy en una entrevista con Efe su abogado, Juan Carlos Carmigniani, en Miami (EE.UU.), la ciudad donde Delgado “ha vivido durante los diez últimos años, junto a su familia, y donde quiere continuar con su vida”.

Delgado renunció a su cargo en el Banco Central de su país tras admitir que para cursar una maestría en Costa Rica hace 22 años entregó un título universitario “sin valor”, según reconoció al anunciar en diciembre su dimisión y admitir que fue “un gravísimo error”.

El pasado 20 de diciembre, el propio Correa confirmó que Delgado viajó a Miami, pero aclaró que se trataba de un viaje para asistir a la boda de su hijo y que le aseguró que volvería tras las fiestas navideñas.

“Como nos dijo que volvía al país después de Navidad y no lo hizo, y nos tiene dando largas, etcétera, le hemos pedido al Gobierno norteamericano que le retire la visa”, dijo Correa este miércoles.

La embajadora de Ecuador en EE.UU., Nathalie Cely, aseguró el jueves que Washington había revocado el visado a Delgado a petición del Gobierno de Correa.

Sin embargo, y siempre según Carmigniani, el visado actual iba a expirar de todas formas, ya que estaba ligado al estatus diplomático de su esposa, María Verónica Endara, quien a raíz de este escándalo también dimitió como segunda secretaria del Consulado de Ecuador en Miami.

“El Gobierno de Correa dijo que había pedido que se anularan esos visados, cuando en realidad eso ya estaba ocurriendo. Ambos visados expirarán el 18 de enero”, explicó Carmigniani, quien calificó la iniciativa del Ejecutivo de “una cortina de humo”.

En EE.UU. cuando una persona adquiere estatus diplomático, su visado anterior y el de su cónyuge deben anularse para emitirse otros que reflejen ese estatus. Una vez que la condición de diplomático desaparece -lo que ocurrió cuando Endara dimitió- los visados se anulan.

En principio, mientras que a los diplomáticos se les ofrece el privilegio de regularizar su situación desde EE.UU., Delgado debería regresar a su país para obtener desde allí un nuevo visado de trabajo, como el que tenía previamente, de acuerdo con su condición de empresario.

“Su esposa no tiene ningún problema, porque ella era la que tenía el estatus diplomático, pero a él se le ha dicho que tendrá que salir del país si para el 18 de enero no se ha regularizado su situación”, explicó el letrado.

Apuntó que “todo esto ha ocurrido de la noche a la mañana y es complicado. Por el momento, su prioridad es lograr la regularización de su situación antes del 18 de enero. Si no, tendrá que ver a qué país se va”, por “unos quince o veinte días, hasta que se arregle su situación”.

En noviembre pasado, el asambleísta Enrique Herrería, de oposición, presentó una denuncia contra Delgado por utilizar un título de economista que no posee y lo acusó de falsedad ideológica.

La Hora

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: