Nuevo Herald visita la casa de Pedro Delado en Miami

SEiN.St.84Nuevo Herald publica hoy una nota sobre Pedro Delgado, una crónica que narra como es la casa de Delgado y su recibimiento.

Al timbrar la casa, se pudo distinguir a por lo menos tres personas acercarse con prisa a la puerta. Antes de abrirla, se pararon detrás de la misma, espiaron por los vidrios aledaños como quien quiere asegurarse de que la persona que llamó a su puerta era confiable, giraron la perilla y una adolescente, con timidez y sorpresa, fue la primera en atender a El Nuevo Herald.

La casa en Miami de Pedro Delgado, primo del presidente ecuatoriano Rafael Correa que admitió haber falsificado su título universitario, tiene ya adornos navideños en la ventana y luces que cuelgan del tejado. Es predominantemente blanca, con un jardín delantero que presume un césped prolijo y bien cuidado que solo es interrumpido por unos adoquines que dibujan la media luna del camino de entrada y salida de vehículos.

“¿Si?”, dijo la adolescente cuando abrió la puerta. Después de escuchar que éramos reporteros (fotógrafo y periodista) y que queríamos conversar con Pedro Delgado, cerró a medias la puerta a sus espaldas, intentó buscar una respuesta y cuando pareció la había encontrado salió una nueva persona de la casa: un señor de contextura delgada, pelo ligeramente canoso y llevaba una camisa anaranjada. No se identificó al saludar y al igual que la chica, cuando le dijimos que buscábamos a Delgado cambió el semblante. Sacó rápidamente un cigarrillo y lo prendió frente a nosotros. “No está aquí”, dijo el señor tras su primera bocanada. “No está”, secundó la chica.

Delgado confesó el miércoles que para cursar una maestría entregó un título universitario “sin valor” que le acreditaba un título “que no ostentaba” y por ello dimitió como presidente del directorio del Banco Central, un cargo para el cual Rafael Correa lo había nombrado hace un año. Tras admitir su error, el ex-funcionario voló a Miami.

“Que asuma la responsabilidad, que responda ante la Justicia”, dijo el presidente de Ecuador en una rueda de prensa este jueves, y aclaró que la visita de su primo a Miami es para asistir a la boda de su hijo y que él regresará al país.

La casa de Delgado, a la que se llega después de pasar dos garitas, tiene cerca de 730 metros cuadrados y guarda armonía, en tamaño y forma, con el resto de viviendas de la comunidad de Highland Gardens, en North Miami Beach. Es una comunidad que se percibe como familiar y traquila, de casas alargadas y que en su mayoría escasean de un segundo piso.

Tras la insitencia de que lo que se buscaba es una declaración de Delgado, el hombre volvió a tomar una bocanada de su cigarrillo, lenvantó la mano y exclamó que abandonemos la propiedad. Ingresó a la casa y al salir nos tomó una fotografía con la cámara de su teléfono celular.

“No tengo porque decirles nada”, dijo mientras abandonábamos la propiedad.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/12/21/1368601/una-visita-a-la-casa-de-pedro.html#storylink=cpy

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: