Medidas no afectan a depositantes de la banca privada asegura Jeannette Sánchez

“Las medidas no afectan a los depositantes, su dinero está asegurado. Lo que se busca es concretar una política de redistribución para proteger a los sectores más pobres del Ecuador, con base en el ajuste de impuestos a los sectores más ricos, fomentando una mejor eficiencia en el sistema financiero”.

Así es como Jeannette Sánchez, titular del Ministerio Coordinador de Política Económica (MCPE), explicó el propósito fundamental del proyecto reformatorio de la Ley de Redistribución del Gasto Socialemitida por el Ejecutivo en días pasados y que actualmente es analizada por la Comisión de lo Económico y Tributario en la Asamblea Nacional.

 Voceros de oposición al Gobierno han asegurado que el dinero de los clientes cuenta ahorristas está en riesgo; sin embargo, la funcionaria de Estado explicó que lo que se verán afectadas son las utilidades de los banqueros y no los depósitos de la ciudadanía.

 Actualmente, la banca registra un 16% a 20% de Rentabilidad Sobre Patrimonio (ROE), que es una rentabilidad adecuada.

 “Los niveles de liquidez y solvencia de la banca privada son adecuados e incluso superiores a las exigencias que tiene la autoridad de control. (Los banqueros) van a seguir ganando una buena rentabilidad, que incluso puede ser mejor si ellos ajustan su gestión y mejoran su eficiencia”.

En sí, lo que se pretende con este tipo de medidas en cuanto a política económica es ajustar las utilidades extraordinarias de los accionistas de la banca y mejorar su contribución con la sociedad, sobre todo, fomentar un compromiso social con los más pobres del país.

 Los depósitos de los ciudadanos bordean los USD 20 600 millones en la banca privada, el patrimonio de los banqueros es de USD 2300 millones y las utilidades netas de la banca (hasta septiembre de 2012) registran los USD 340 millones.

 La ministra Sánchez explicó que 1 200 000 personas se benefician del Bono de Desarrollo Humano (BDH); adicionalmente, 600 000 reciben la pensión asistencial. Si se multiplica este número de personas por la cantidad de personas promedio en una familia, se observa que una población de alrededor de 5 millones se beneficia del BDH. Esas 5 millones de personas participan tan solo del 6% del ingreso nacional, mientras que las 140 000 personas más ricas del país participan del 9% del ingreso nacional. Lo que se trata es de redistribuir la riqueza para que el país entero pueda desarrollar. “El salario mensual de un alto funcionario (de la banca) equivale a financiar el Bono de 1000 personas en un mes”, explicó.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s