Guillermo Lasso dice que Rafael Correa le pidió aportes para campaña del 2006

Rafael Correa y Guillermo Lasso en reunión

“(Rafael) Correa estuvo en mi casa por dos ocasiones en el 2006 solicitando apoyo, no lo que él quería porque no soy una persona millonaria como para gastar dinero de acuerdo a como las personas creen que debo de gastar”. Esa afirmación la hizo ayer Guillermo Lasso, expresidente del Banco de Guayaquil, ahora aspirante a la Presidencia de la República, en una entrevista en Ecuavisa.

Lo dicho por el candidato del movimiento Creando Oportunidades (CREO) fue ratificado en Twitter por el hermano del mandatario, Fabricio Correa, quien en el 2006 colaboró en la recolección de fondos.

Cuando un usuario de esa red social le preguntó si era cierto que Rafael Correa pidió financiamiento al banquero, Fabricio respondió: “Sipirilin! y Lasso apoyó fuertemente!”.

No obstante, el nombre del precandidato no apareció en la lista de los aportantes que Alianza PAIS (AP) remitió a la Unidad de Control del Gasto del desaparecido Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Respecto a los encuentros con el entonces candidato de PAIS, Lasso dijo que tuvo “unas conversaciones” que algún día las comentará. “Sin duda alguna que el Rafael Correa que conocí en el 2006 no es el que conozco ahora, con un temperamento poco democrático de acusar a adversarios”, acotó.

Expresó además que, como persona natural, es libre de aportar a una campaña, pero no aceptó que se lo vinculara con las de los exmandatarios Jamil Mahuad y Lucio Gutiérrez, en cuyos gobiernos ejerció funciones públicas.

Así quiso desligarse de las críticas del actual mandatario, que lo vincula con el feriado bancario de 1999, decretado por Mahuad, e insistió en que se ha iniciado una “campaña sucia” en su contra, debido a la colocación de vallas publicitarias en la vía a la costa, en la cuales se hace la misma referencia y con la frase patentada por el régimen “Prohibido Olvidar”.

“Se quiere satanizar el hecho de que yo haya sido banquero, pero en este Gobierno fue ministro de Agricultura un banquero que en la crisis de 1999 su banco cerró las puertas”, mencionó Lasso.

Y agregó: “El banco que yo administré superó la crisis sin un solo centavo de ayuda del Estado. A mí me llama la atención que hoy cuestionen a banqueros cuando lo que está sucediendo en bancos administrados por el Gobierno es precisamente reeditar la historia del año 1999 de los créditos vinculados y de manejos alegres y pocos responsables como en el caso de Cofiec…”.

Lasso lamentó que el presidente haya “perdido los estribos” el sábado pasado en su informe de labores cuando se refirió a su propuesta de financiar el incremento del Bono de Desarrollo Humano de $ 35 a $ 50 reduciendo la publicidad oficial del Gobierno.

Correa dijo que el incremento para el bono, que significan unos $ 300 millones anuales, saldrá del traspaso de los excedentes de las utilidades de la banca a los más pobres. Para Lasso, eso es resolver un tema público con fondos privados.

Antes dijo que se quiere satanizar su participación como candidato porque trabajó en un gobierno pasado “y sin embargo no se sataniza la presencia de funcionarios de ese gobierno que trabajan en el actual: Ivonne Baki, Nathalie Cely, el propio primo de Jamil Mahuad Witt que es el que dirige (Alianza PAIS), Galo Mora Witt”. El Universo

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: