Empresario ecuatoriano secuestrado huye con guerrillero del ELN

Un guerrillero del ELN desertó en compañía de un ciudadano ecuatoriano que había sido secuestrado en el sur de Colombia en 2010 y tras cuatro horas de camino logró llegar hasta una guarnición de la Armada (Marina de Guerra), informó este lunes un reporte militar.

Según el informe, el guerrillero del Ejército de Liberación Nacional (ELN) desertó en la mañana del domingo en compañía de Orlando Ibarra, empresario ecuatoriano secuestrado el 2 de agosto de 2010, y quien era mantenido en área rural del municipio de Samaniego, en el sureño departamento de Nariño.

En breves declaraciones a periodistas este lunes, Ibarra narró que uno de sus captores le propuso fugarse, pero inicialmente él no le creyó.

“Me dijo, usted se quiere fugar, y yo le dije, no me ‘mame gallo’ hermano (no se burle). Y me contestó: quiere hacerle (fugarse), y le respondí, hagámosle”, precisó el recién liberado.

Ibarra, un administrador de empresas de 39 años, habia sido plagiado en su oficina en la ciudad colombiana de Ipiales (Nariño, fronterizo con Ecuador), donde se encontraba radicado desde hacía 10 años.

De acuerdo con el informe, tras la fuga el secuestrador y su rehén caminaron durante cuatro horas hasta que contactaron a militares de la Cuarta Brigada de Infantería de Marina.

De inmediato el Ejército dispuso de tropa y aeronaves para asegurar el área y sacar al insurgente y su ex rehén de la zona.

El informe militar señala finalmente que Ibarra será trasladado este lunes hasta Bogotá para ser entregado a sus familiares.

El ELN es la segunda guerrilla de Colombia con unos 2.500 hombres en armas, según cifras del Ministerio de Defensa.

Secuestro de Ibarra
Orlando Ibarra Sarmiento, exdiputado por el Prian y gerente de la empresa de transporte de carga Transcomerinter, fue secuestrado hace 25 meses por cinco personas que se lo llevaron en su propio vehículo, una camioneta Dimax, con rumbo desconocido.

El empresario se encontraba en el barrio Los Chilcos, donde existe una de las bodegas de dicha empresa. La camioneta fue ubicada por la Policía al siguiente día, en una zona alejada de Ipiales.

Sus captores pedían 25 millones de dólares, dinero que su padre, Sigifredo Ibarra, pagó en cuotas, según se supo a inicios de este año. Pero la liberación nunca llegó.

Sigifredo Ibarra fue asesinado de cinco disparos por sicarios, a fines de enero de este año, en el sector de Los Chilcos, al norte de Ipiales, sur de Colombia. El Universo _ AFP

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: