Construcción del Metro de Quito también se aplazó

El vicealcalde Jorge Albán confirmó que la construcción del metro sufrirá un retraso de cuatro meses, en caso de que el nuevo aeropuerto de Tababela empiece a operar el 20 de febrero.

El inicio de los trabajos depende de la salida del Mariscal Sucre del norte de la ciudad, porque en una parte de ese predio se construirá la estación El Labrador. “Mientras siga operando el aeropuerto no se podrá realizar la perforación para hacer el túnel.

La excavación debía empezar en el norte para llegar al Centro. Allí, por las edificaciones se requiere mayor cuidado”, aseguró. Estaba previsto que los trabajos se inicien en dos frentes: en La Magdalena y en El Labrador. Según la explicación de Albán, el aplazamiento en las operaciones de Tababela sí afecta a la construcción del sistema de transporte, porque por El Labrador se va a introducir la tuneladora para la perforación del subsuelo. Sobre el proceso para los trabajos, señaló que se deben estudiar las ofertas para firmar el contrato. En los primeros días de septiembre se las analizará. Según el número de propuestas, la selección podría durar hasta un mes. Para la fase inicial se requieren USD 66 millones. Serán financiados por el Municipio y por el Gobierno. La construcción de todo el sistema costará USD 1 400 millones. La mitad será financiada por el Gobierno Nacional y el resto con créditos internacionales y recursos del Municipio. Luego de que se conoció la postergación en la apertura del nuevo aeropuerto, la Unidad Metro, encargada de la administración y construcción del proyecto, informó que no habrá retrasos en el cronograma general de construcción del sistema de transporte.

“Empezará a operar en agosto del 2016”, aseguró el gerente Édgar Jácome. Según los estudios realizados, entre ellos el geológico, el metro irá a una profundidad de 26 metros, de manera que no afectará a ningún servicio. Los colectores o los sistemas de agua potable y alcantarillado generalmente están una profundidad de 5 ó 6 metros. Es decir, el proyecto de transporte Metro de Quito irá a 15 metros por debajo de esos sistemas.

Solo la estación de San Francisco será más profunda por el tema de la preservación del patrimonio. Todas las demás estaciones estarán a una profundidad de un piso y la accesibilidad hacia ellas será rápida. Ya se entregarán los diseños definitivos de todo el trazado para licitación y contratación de obras. El metro es una de las obras de trascendencia por la cual ha apostado el Municipio de Quito. Es vista como la solución a los problemas de tránsito que afronta la ciudad. Se realizaron talleres para difundir el proyecto.

La capacidad El metro transportará  19 000 viajeros por hora, es decir, 456 000 viajeros por día. Con una inversión pequeña se puede duplicar la cobertura de servicio. El trazado de la primera línea contemplará a futuro la construcción de cinco nuevas estaciones adicionales a las 15 previstas. Hay posibilidad de ampliación. El Comercio

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: