Lavar el vehículo en la calle sería sancionado

Ordenanza que regula la rehabilitación del espacio público

Según el proyecto presentado por el Cabildo, actividades como estacionar autos en las aceras o colocar publicidad electoral en las fachadas podrían llevar a sanciones y multas 

Romper o dañar los bordillos, estacionar vehículos y maquinarias en las aceras, no cuidar el árbol plantado frente a su casa, lavar o reparar vehículos en la calle, pintar graffitis, colocar publicidad electoral, entre otras, podrían ser sancionados con multas de hasta 10 remuneraciones básicas unificadas, según un proyecto de ordenanza presentado ayer por el alcalde de Quito, Augusto Barrera.

El proyecto de ordenanza que regula el uso, mantenimiento y rehabilitación de las aceras, fachadas y cerramientos busca la participación activa de los habitantes de la ciudad en el cuidado de esos espacios, en correspondencia con la inversión que el Municipio ha hecho con obras como los bulevares y el soterramiento de cables.

Según el Cabildo, en los 7 mil kilómetros de aceras que hay en el Distrito se ha perdido la capacidad peatonal y su funcionalidad debido a rampas de parqueo, tubos expuestos, huecos y zanjas, desniveles, exceso de formas y de elementos deslizantes, entre otros.

Las obligaciones de los ciudadanos con respecto a las aceras abarcarían, según el proyecto presentado ayer: asegurar un tránsito libre y seguro para el peatón, habilitar mecanismos para la libre circulación durante la ejecución de obras, realizar la limpieza y reparación del espacio al finalizar un proceso de construcción y conservar y cuidar la vegetación existente en las aceras y su limpieza.

Como infracciones graves están consideradas el romper o dañar los bordillos, aceras y parterres, acumular materiales de construcción, acumular basura u objetos que impidan el libre tránsito peatonal, instalar mobiliario para seguridad que no cumpla con la normativa vigente, estacionar vehículos o maquinaria aunque sea de forma momentánea, lavar, instalar y reparar vehículos, ocupar temporal o permanentemente las aceras con puestos de venta y la no realización de obras de mantenimiento en las fachadas de los predios de áreas en que la municipalidad haya ejecutado proyectos de intervención integral.

En cuanto a las fachadas, no se permitirá realizar rayados, pintas o graffitis ni ubicar publicidad electoral no autorizada por el dueño del predio (si hubiera autorización, la propaganda no debe superar el 20% del espacio).

En caso de incumplir esta norma, se establecen cuatro tipos de infracciones: leves, graves, muy graves y especiales. Las multas van desde el 10% hasta 10 remuneraciones básicas unificadas de acuerdo al lugar y daño.

La sanción iría directamente hacia el dueño del inmueble o el tercero responsable del hecho.

La ordenanza establece un período de seis meses desde su expedición para que la población realice el mantenimiento y rehabilitación de los espacios. (HOY)

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: