Augusto Barrera, defendió la ordenanza municipal que permitirá al Cabildo controlar el ingreso a los estadios de la capital

El alcalde de Quito, Augusto Barrera, defendió la ordenanza municipal que permitirá al Cabildo controlar el ingreso a los estadios de la capital.

De paso, criticó “los intereses” de la directiva de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) y calificó de “chantaje” la intención de que la Tricolor pueda jugar en Guayaquil. “La aprobación de la ordenanza tiene como objetivo preservar la seguridad de las personas y garantizar condiciones mínimas para que se haga un espectáculo. Es importante establecer una numeración técnica a cada uno del los espacios y definir con esos criterios técnicos el aforo general del estadio Olímpico Atahualpa”, expresó en una entrevista en la estación televisiva Ecuador TV.

La aprobación de la ordenanza de control de espectáculos deportivos masivos nace después de lo que se vio en el partido entre Ecuador y Colombia, jugado el  10 de junio, cuando hubo un exceso de aficionados en las gradas del Atahualpa. El miércoles pasado, el Concejo Metropolitano de Quito aprobó la Ordenanza Municipal Regulatoria de Espectáculos Deportivos Masivos.

La ordenanza, que tuvo 15 votos a favor, controlará la venta de entradas y la seguridad de las personas en los estadios. Frente a las amenazas de que la Selección juegue en Guayaquil, anunciadas por Marcelo Espinosa, auditor de la Ecuafútbol, el alcalde  dijo Barrera que “esos chantajes nos resbalan. “Han generado un rechazo enorme y gigantesco en la ciudadanía. Uno se da cuenta cuáles son los objetivos, enriquecer a alguien, llenar unos bolsillos o qué la Selección gane.

Es evidente que la localía de Quito nos genera una cantidad de ventajas competitivas como el tema de la altitud. No puede ser justo que por el interés económico y material de algunas personas no les importe la clasificación. No es justo que Quito pueda ser castigado por malos ecuatorianos que ven por su bolsillo y no el interés general”.

Esa declaración de Barrera, además, se origina porque Espinosa afirmó “que era probable que la Selección se traslade a Guayaquil a jugar los partidos de las Eliminatorias al Mundial de Brasil 2014”. El Comercio

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: