Recortes ahogan a España; IVA a 21 por ciento

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, anunció ayer un drástico plan de ajuste, el cuarto en sus seis meses de gestión, para ahorrar antes de que finalice 2014 un total de 65 mil millones de euros y dejar el déficit en los niveles exigidos por la Unión Europea.

Miles de manifestantes salieron a las calles de esta capital para rechazar las medidas y sumarse a las protestas de los trabajadores de la minería, afectados también por la política de recortes, lo que causó enfrentamientos con la policía que dejaron un saldo de 76 heridos.

El anuncio se produjo 24 horas después de que los países de la zona euro dieran luz verde a los términos del acuerdo para facilitar a España un préstamos de hasta 100 mil millones de euros para sanear la banca y tras días de acoso de los inversionistas en los mercados sobre la deuda española.

El objetivo de los recortes es dejar el déficit por debajo de 3% del PIB en 2014, tras cerrar 2011 en 8.9 por ciento. Este año no tendrá que bajarlo a 5.3% como estaba previsto, sino a 6.3%, y seguir la reducción en 2013 hasta 4.5% del PIB.

“Tenemos que salir de este atolladero y necesitamos hacerlo cuanto antes”, afirmó Rajoy al presentar el nuevo paquete de medidas, que incluye un inminente aumento del IVA, de hasta tres puntos, una rebaja del subsidio por desempleo y la supresión del pago extra de Navidad a los empleados públicos.

Rajoy reconoció que algunas de las medidas, como el aumento del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), a la que tanto él como su formación política, el conservador Partido Popular (PP), se habían opuesto, no le gustan.

“Yo soy el primero en estar haciendo lo que no le gusta”, dijo en su discurso en el Congreso de los Diputados, en medio de las protestas de la bancada de la oposición.

“Dije que bajaría los impuestos y los estoy subiendo. No he cambiado de criterios. Ni renuncio a bajarlos en cuanto sea posible, pero han cambiado las circunstancias”, se justificó.

El jefe del Ejecutivo aseguró que las nuevas medidas son parte de las obligaciones contraídas por España con la UE, y las justificó también por unas perspectivas económicas para 2013 que calificó de “sombrías”.

“Atravesamos la segunda recesión más grave de nuestra historia, con un decrecimiento de la actividad económica cercano a 2 por ciento. Nunca antes la economía española había tenido dos recesiones tan seguidas y de esta magnitud”, señaló.

El IVA, de 18 a 21 por ciento

Entre las medidas que entrarán en vigor el domingo está el aumento del tipo general del IVA de 18 a 21%, así como de 8 a 10% en el caso del tipo reducido, aunque se mantiene en 4% de los productos de primera necesidad.

Otra de las de mayor repercusión es la reducción del subsidio por desempleo a partir del sexto mes, aunque se mantiene la ayuda por el periodo actual de dos años.

Rajoy recordó la grave situación de desempleo que vive España, donde la tasa supera 50% entre los jóvenes, con más de cinco millones de personas sin trabajo, 24.6% de la población activa.

Rajoy recordó que “necesitamos que nos presten dinero hasta para pagar las prestaciones de desempleo, los sueldos de los funcionarios, la sanidad, la educación”.

Sindicatos convocan a manifestarse

Los dos principales sindicatos españoles, la Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO), convocaron ayer a una jornada de manifestaciones en toda España para el próximo 19 de julio contra los nuevos recortes anunciados por el gobierno.

En un comunicado conjunto, las dos centrales sindicales llaman a “la sociedad civil” a rechazar el que consideran un “nuevo ataque” a los derechos de los desempleados, trabajadores del sector público y pensionistas.

Los sindicatos ratifican la estrategia de “movilización sostenida contra los recortes” ya decidida hace meses y que advierten que “conocerá en otoño una expresión más firme y contundente”.

Los sindicatos mantuvieron ayer una reunión para analizar el nuevo plan de recortes anunciado por el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, ante el Congreso de los Diputados.

Según las centrales sindicales, el plan “afecta a los sectores más débiles de la sociedad, incidiendo negativamente sobre las rentas medias y bajas, sin que una sola de las medidas aprobadas implique esfuerzo alguno para las empresas y rentas más altas”.

Los sindicatos convocaron el pasado 29 de marzo a una huelga contra la reforma laboral, que tuvo mayor respuesta en la industria y menor repercusión en los servicios, comercio y el sector público.

Protestas dejan 76 heridos en Madrid

Decenas de miles de personas se manifestaron ayer en el centro de Madrid hasta el Ministerio de Industria, en apoyo a la minería española y en contra de los recortes al sector, una protesta que acabó después con algunos enfrentamientos con la policía y 76 heridos.

La “marcha negra” se convirtió en un clamor contra las nuevas medidas de ajuste anunciadas ayer por el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, como la reducción de las prestaciones por desempleo, el aumento del IVA o la eliminación del pago de Navidad a los funcionarios.

En cabeza de la multitudinaria manifestación, que había partido de la Plaza de Colón, marchaban las columnas de los más de 200 mineros que llegaron ayer a la capital desde las cuencas mineras del norte de España, de donde habían partido a pie el pasado 22 de junio.

Al final de la marcha, frente a la sede del Ministerio de Industria, la policía detuvo a cinco personas, mientras que 76 más, entre ellas 33 policías, tuvieron que ser atendidas por contusiones, torceduras y crisis de ansiedad leves.

En otro punto del recorrido, a la altura del estadio de futbol Santiago Bernabéu, se registraron enfrentamientos entre los antidisturbios y los mineros, que denuncian con esta protesta el recorte de 63% de las subvenciones para este año, que provocará el cierre de las minas del carbón.

Los enfrentamientos entre manifestantes y la policía continuaron por la noche en la emblemática plaza Puerta del Sol, en el centro de Madrid.

Según el diario El Mundo, nueve personas más fueron detenidas luego de lanzar objetos a la policía, que intentó dispersar a los manifestantes con balas de goma.

En los alrededores de la plaza, los manifestantes prendieron fuego a decenas de contenedores de basura. Excelsior

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: