Rectores de universidades cerradas fueron apresados

Ocho extitulares de tres de las universidades cerradas, fueron detenidos ayer en la Policía Judicial de Quito, tras un dictamen de prisión preventiva.
Extraoficialmente se conoció que existirían pedidos de prisión también para todos los exrectores de los 14 centros cerrados, por matricular ilegalmente a más de 8.000 alumnos luego de aprobada la Ley Orgánica de Educación Superior.

Para las investigaciones correspondientes quedaron a disposición de las autoridades Vicente Rojas, exrector de la Universidad Autónoma de Quito; su hijo, Vicente Rojas Ayala, exvicerrector de la institución; Luis Ayala, jefe de administración; y Freddy Huilca, rector encargado de esa entidad; Enrique Proaño, exvicerrector de la Universidad Cristiana Latinoamericana (UCL); y Joel Leones, exdirector Administrativo Financiero de este centro.  Además dos de la Unita. Al cierre de esta edición, aún no terminaba la audiencia judicial respectiva.

Hasta entrada la noche en la Policía Judicial los familiares de los detenidos no sabían la razón oficial de la detención, que se dio en las propias universidades. No obstante, una mujer dijo que “según nos manifestaron los policías, es una acusación que viene directamente del Gobierno”.

El caos aumenta

Más de dos meses han pasado desde que el Consejo de Educación Superior (CES) nombró a los administradores temporales para las 14 universidades cerradas  por deficiente calidad  académica. Sin embargo, los problemas se ahondan para estudiantes y trabajadores.

Carolina Gimin presentó su reclamo ante el CES. La joven, que se educó en la Universidad Javeriana, una de las 14 cerradas, indicó que perdió más de dos años estudiando la licenciatura en Prótesis Dental y Máxilo Facial. “Esa carrera no hay en ninguna universidad del país, nadie me da una solución, me dijeron que me podían ubicar en una de odontología pero que me darían solo una tecnología, perdí tiempo y dinero”, señaló.

La inconformidad no solo se queda en los estudiantes. Mónica Vásquez, trabajadora de la UTAQ, mencionó que desde hace cuatro meses aproximadamente no le cancelan su salario. “Este tiempo he tenido que vivir con ayuda de mis familiares, no es posible que el Gobierno nos deje desamparados”, opinó.

Solución a medias

Pese a estas inconformidades, el titular del CES, René Ramírez, aseguró que se han logrado varios avances con el Plan de Contingencia y mencionó la entrega de récords académicos, la culminación de los programas académicos del 100% de las carreras de titulación especial, expedición del reglamento del seminario de fin de carrera, entre otros.

Ramírez también habló de la regularización de 35 carreras y 135 programas de cuarto nivel, con lo que aseguró que cerca de 16 mil personas podrán registrar sus títulos.

En el tema laboral, aseguró primero que el Gobierno será el encargado de cubrir los salarios del personal administrativo desde el 12 de abril, para lo cual se invertirá cerca de 1’200.000 dólares.

Sin embargo aclaró: “Las liquidaciones de los docentes y trabajadores se hará de acuerdo con la ley por los años de servicio que han laborado, siempre y cuando, la universidad tenga el patrimonio para cubrir esos rubros, si no, los trabajadores deberán tramitar estos reclamos a través de la Defensoría”, indicó.

Lo mismo dijo sobre el dinero de las matrículas que pagaron los jóvenes que se inscribieron a pesar de que existía una prohibición. Según él, será reembolsado si hay el patrimonio necesario, de lo contrario también deberán acudir a la Defensoría y acusar a las autoridades de estafa.La Hora

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: