Ecuador es parte de la convemar

Con 81 votos afirmativos, el Pleno de la Asamblea Nacional aprobó la adhesión del Ecuador a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar por convenir a sus intereses. La petición fue presentada por el presidente de la República, Rafael Correa y requiere la aprobación previa de la Legislatura, por encontrarse dentro de los casos previstos en el artículo 419, numerales 1, 3 y 7 de la Constitución.

En la sesión 166, los parlamentarios de diversas bancadas expusieron sus puntos de vista sobre esta temática, fundamentándose en el informe que presentó la Comisión de Soberanía, Integración y Relaciones Internacionales, que recomendó al Pleno que apruebe la adhesión, conjuntamente con el texto de la Declaratoria, que es parte integrante y requisito sine qua non de esta resolución.

En el documento se señala que analizados los aspectos más importantes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982, es posible advertir que éste es el único instrumento de carácter universal y vinculante que reconoce y fortalece los derechos de los Estados rivereños con respecto al uso del mar, hasta una distancia de 200 millas marítimas; protege los recursos naturales marítimos que en él se encuentran; y, basados en estudios técnico científicos, permite la ampliación de la plataforma continental más allá de las 200 millas marinas.

El Ecuador, dueño de extensas costas continentales e insulares, consciente de los potenciales recursos naturales que éstas albergan, siente la impostergable necesidad de apoyarse en normas que, amparadas en un marco jurídico internacional, protejan y conserven dichas riquezas. Tales normas son precisamente las contenidas en la Convención del Mar, con una visión de progreso y bienestar futuros.

Así mismo, señala que todos los ecuatorianos debemos adoptar con firmeza la decisión de adherirnos a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, no solo para regular las actividades del hombre en el mar, y homologarla a la normativa jurídica que rige en cada país, sino también a las exigencias resultantes de los cambios dinámicos de carácter socio económico, jurídico y científico que se producen en el mundo.

También, especifica que todos los ecuatorianos debemos conocer la variedad, diversidad y riqueza de los recursos vivos y no vivos que nos ofrece el mar y sus diferentes usos. Asimismo debemos ser conscientes de que únicamente a través del uso y aprovechamiento sustentable de los mismos, el Ecuador dispondrá de un factor fundamental para impulsar el desarrollo nacional y elevar la calidad de vida de sus habitantes.

El Ecuador no puede ser ajeno, vivir aislado y no beneficiarse de las ventajas que se derivarán de su participación en el ordenamiento jurídico universal aceptado y que es considerado como el logro más importante alcanzado por la humanidad en los últimos 500 años para regular todas las actividades humanas en los mares y los océanos, se destaca en el informe.

La adhesión a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar le permitirá al Ecuador gozar del reconocimiento jurídico de la comunidad internacional, de sus derechos de soberanía sobre sus espacios marítimos y océanos y le asegurará, además, el camino hacia un futuro promisorio para todos sus habitantes, a través de la preservación, protección y administración sustentable de sus recursos naturales.

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: