Actualidad

El sur colapsa por corredor

Caos en la av. Mariscal Sucre

Congestión, buses saturados, falta de paradas, más tiempo en los desplazamientos y molestia ciudadana en primer día de operación

Congestión vehicular, gritos, pitos, invasiones del carril exclusivo, insultos y malestar fue parte de la tónica de ayer, en el primer día de operación con tarifa, del Corredor Sur-Occidental.

“Esto no sirve, no vale para nada”, gritaban los usuarios desde las unidades, al personal de la Empresa Pública de Pasajeros (EPMTP), en el andén de San Diego

A las 07:00 en el Hospital del IESS, sector de Miraflores, el malestar de los usuarios era generalizado. Amanda Rojas, estudiante de la Universidad Central, contó que desde el Tejar, hasta el IESS el bus se tardó 40 minutos.

Asimismo, Susana Pinzón, quien se trasladó desde Quitumbe hasta Miraflores, señaló que se demoró una hora y media.

“Mi trabajo es por el puente del Guambra, antes me hacía menos de una hora, ahorita ya llevo hora y media y todavía no llego”, señaló.

Otro problema detectado por los usuarios es la falta de una parada entre el Tejar y el Hospital del IESS. Los moradores de Miraflores que utilizaron el sistema de sur a norte tuvieron que avanzar hasta la parada tuvieron que bajar hasta el andén del IESS para dirigirse al sur.

Por la mañana, en los túneles, el carril norte-sur lucía despejado. Mientras, en el carril contrario, la fila de automotores se formaba desde la calle Michelena hasta el túnel de San Juan.

En la parada provisional de San Roque, la gente, en vano, pugnaba por entrar a las unidades. Todas estaban llenas. Los buses se pasaban de largo.

Álex Pilataxi, de 10 años junto a otros tres niños eran parte de las decenas de personas que esperaban abordar una unidad desde las 06:15. Pasaron 65 minutos y no lo consiguieron.

“Son las 07:35 intento subir a un bus desde las 06:30. Está terrible”, dijo Rosa Guerrón, usuaria.

El tramo más crítico de los 13,2 km, entre Quitumbe y Miraflores fue desde La Magdalena hasta los túneles de sur a norte.

A las 07:50, 60 buses del corredor hacían fila desde la El Pintado hasta la Necochea.

En promedio, una unidad esperaba hasta 10 minutos para cruzar una cuadra desde la av. Mariscal Sucre hacia la Necochea.

Por los embotellamientos en la zona, momentáneamente, los policías abrían el carril exclusivo para desfogar la vía. Por la demora de los buses varias personas preferieron caminar.

“Esto no vale, llegué hasta la Mascota pero resulta más rápido caminar”, señaló Amarilis Domínguez.

Según Carlos Poveda, gerente de la EPMTP, hubo un incremento en la demanda de usuarios frente al número de unidades disponibles. “Esto no sucedía antes, estamos utilizando la misma cantidad de buses que circulaban por este sector”, señaló.

Pero sí sucedía, en especial en el sector de los túneles donde los buses se detenían hasta 25 minutos en horas pico.

Poveda sugirió a los conductores particulares tomar otras rutas para desplazarse hacia el norte o sur como la av. Simón Bolívar. Sin embargo, quienes así lo hicieron tardaron 35 minutos en recorrer desde la Lucha de los Pobres hasta La Forestal (sur-norte) por la restricción vial, debido a trabajos en la avenida. A ello se suman las obras de rehabilitación como la repavimentación y la construcción de bordillos, que reducen a dos y uno los carriles para circular. Esto alarga en unos 50 minutos el desplazamiento, de más de 5 000 vehículos que circulan cada hora, entre La Morán Valverde y Maldonado hasta el redondel del Ciclista. HOY

Categories: Actualidad

1 reply »

  1. Señor Barrear si algo siente por esta linda ciudad POR FAVOR RENUNCIE y deje que gente capaz administre nuestra ciudad.

Deja un comentario