Economía

Latinoamérica recibió nivel record de inversiones en 2011

La inversión extranjera en 2011 en América Latina registró un nivel sin precedentes de 153.000 millones de dólares, de los cuales Brasil recibió casi la mitad, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

“A pesar de la incertidumbre que todavía reina en los mercados financieros globales, las economías de América Latina y el Caribe atrajeron importantes cantidades de inversión extranjera directa en 2011, montos que se mantendrían altos en 2012”, expresó el jueves en rueda de prensa la secretaria ejecutiva de la Comisión, Alicia Bárcena.

El monto de inversión extranjera directa en la región en el año anterior es un 17% superior a la registrada en 2010 y casi el doble de los capitales invertidos en 2008 y 2009. Los recursos invertidos en América Latina y el Caribe representaron el último año el 10% del total en el mundo, según el estudio de la institución regional.

Brasil captó 66.600 millones de dólares, el 43,8% de los flujos totales; seguido de México con 19.440 millones de dólares; Chile con 17.299 millones de dólares; Colombia con 13.234 millones de dólares; Argentina 7.243 millones de dólares; y Venezuela 5.302 millones de dólares, entre otros.

China se está convirtiendo en un importante inversor en la región. En el 2011 no alcanzó el nivel del año anterior, cuando las inversiones fueron de 15.000 millones de dólares, pero el gigante asiático invirtió de todos modos 10.000 millones de dólares.

La Unión Europea, con el 39% del total, es el principal inversor en América Latina, entre lo que cabe destacar que el 14% lo aporta solo España. Estados Unidos, con el 18% es otro inversor importante, seguido de Asia y América Latina con el 9%.

Los europeos centran sus capitales en los sectores energéticos y bancarios.

Las inversiones intraregionales tuvieron caída desde unos 45.000 millones de dólares en el 2010 a 22.605 millones de dólares en el 2011.

Chile es, según Cepal, el país más activo en las inversiones en el exterior. El año anterior empresas chilenas invirtieron 11.800 millones de dólares fuera del país. Lo siguieron México con 9.600 millones de dólares y Colombia, con 8.200 millones de dólares.

La secretaria ejecutiva del organismo económico de Naciones Unidas con sede en esta capital señaló que el peso que representa la inversión extranjera en algunos países es diferente y que en los más pequeños su importancia es mayor. En el caso de Chile, la inversión foránea representa casi el 7% del producto interno bruto.

También es diferente el destino que los capitales extranjeros tienen en los distintos países de la región. En Brasil se destinan principalmente a la industria, seguida de los servicios y los recursos naturales; en Chile el 52% fue a recursos financieros, el 44% a sectores primarios y solo 4% a la industria.

El informe consigna que si bien aumentó a un 40% la reinversión de las utilidades generadas por las inversiones, también consideró relevante que aumentara la repatriación de las ganancias. Entre 2008 y 2010 Cepal detectó que 84.000 millones de dólares fueron repatriados por los inversores externos.

Bárcena explicó que ese aumento se debió a la existencia de activos acumulados y por el desempeño económico de los países latinoamericanos y caribeños en los años recientes.

La funcionaria destacó el incremento en las inversiones extranjeras directas, planteó también que esos recursos está concentradas en pocos países y es escasa en sectores de alta tecnología, por lo cual consideró que se requieren políticas de desarrollo productivo centradas en la innovación y el fortalecimiento de las capacidades locales, así como generar recursos fiscales adicionales para fomentar el incremento de la reinversión de las utilidades.

Deja un comentario