Actualidad

HRW lamenta declaración de Rafael sobre financiamiento de la ONG

Human Rights Watch (HRW) consideró que las declaraciones del presidente de Ecuador, Rafael Correa, sobre el financiamiento de la ONG son un “disparate irracional” y muestran su “intolerancia” con la crítica.

En una entrevista con Televisión Española, el presidente Correa puso en duda la independencia de la ONG que ha denunciado la falta de libertad de expresión en el país.

En la entrevista con “Los desayunos de Televisión Española“, Correa preguntó a la entrevistadora “¿sabe, por ejemplo, cómo se financia Human Rights Watch, usted sabe a qué políticas obedece?… ¿usted sabe como se financia Human Rights Watch, lo financia las hermanitas de Caridad, el cartel de Sinaloa?”, señaló Correa.

Las declaraciones se dieron tras los cuestionamientos de HRW, que acusó al gobierno de distorsionar “de manera flagrante” la postura de la ONG sobre la situación de la libertad de expresión en Ecuador.

El director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, señaló ayer a EFE que las declaraciones que Correa hizo en un programa de Televisión Española emitido hoy, y que fue grabado durante su visita a España este fin de semana, son un “disparate irracional”.

“Lamento profundamente que el presidente de la República de Ecuador caiga en un disparate de esta naturaleza para intentar dañar la credibilidad de la evaluación crítica que le hacemos a su Gobierno en materia de libertad de expresión”, subrayó.

Vivanco consideró que “es difícil atribuirle una mínima seriedad” a las palabras del presidente Correa y dijo que preferiría “dejarlo simplemente como un exabrupto presidencial, muy revelador de su intolerancia”.

Libertad de expresión
Vivanco señaló que Correa “acostumbra a agredir a aquellos que le critican en Ecuador” y es una “práctica habitual” de su Gobierno y del propio presidente “reaccionar con descalificaciones de cualquier naturaleza por descabelladas que sean frente a la crítica interna”.

“La ironía de todo esto es que por mucho menos un ciudadano ecuatoriano podría terminar en prisión y además pagándole una indemnización millonaria al presidente Correa, lo cual demuestra la hipocresía que tiene su política de hostigamiento y censura que busca coartar el ejercicio de la libertad de expresión”, opinó.

El pasado año un exeditorialista del diario y tres directivos del rotativo fueron condenados a tres años de cárcel además de pagar 40 millones de dólares de indemnización, por una demanda sobre injurias calumniosas que interpuso el mandatario, que desató protestas internacionales. Correa perdonó la pena tras vencer en la última instancia, la Corte Nacional de Justicia de Ecuador.

Debate público
El representante de HRW para América Latina señaló que no tienen previsto emprender ninguna acción legal sino que corresponde al presidente “explicar por qué está formulando este tipo de cargos que son tan desafortunados”.

Vivanco consideró que el mejor “antídoto” al “exceso de la retórica presidencial” está en el propio debate público.

“No tiene sentido ahondar en este tipo de exabruptos presidenciales que habrá que dejarlos de lado para evitar que esto nos distraiga de los problemas centrales que existen en Ecuador, contra los medios, de las estrategias políticas contra la libertad de expresión y de los abusos que comete el gobierno contrariando normas internacionales debidamente establecidas en el ámbito de la libertad de expresión”.

Por otra parte, aseguró que su organización está siempre dispuesta a buscar un diálogo constructivo “que pueda redundar en mejorías para los ciudadanos de cualquier país donde se están violando los derechos humanos”.

Ecuador, dijo, es uno de los países donde se han dado los “más serios retrocesos” en materia de libertad de expresión en la región, sobre todo a partir de la reforma constitucional, apuntó.

Lamentó que se ha utilizado el juicio penal y las indemnizaciones “completamente desproporcionadas” para “amedrentar a los críticos del gobierno abusando de las llamadas cadenas obligatorias de radio y televisión, como en ningún gobierno de América Latina”.

Según indica en su página web, HRW es una organización no gubernamental “totalmente independiente”, financiada mediante las contribuciones de particulares y fundaciones de todo el mundo y para mantener esa independencia, no acepta directa o indirectamente dinero de ningún gobierno.

Deja un comentario