CIDH cancela audiencia y levanta medidas cautelares

Carlos, César y Nicolás Pérez, principales directivos del diario y el ex editor de opinión, Emilio Palacio, fueron condenados a tres años de prisión y a pagar 40 millones de dólares por injurias

En un comunicado dirigido a los directivos del rotativo, la CIDH indicó que decidió suspender la audiencia en la que iba a pedir a las partes información sobre el juicio, la condena al rotativo y la suspensión de la misma solicitada por el organismo.

Carlos, César y Nicolás Pérez, principales directivos del diario, así como el ex editor de Opinión del diario, Emilio Palacio, fueron condenados a tres años de prisión y al pago de 40 millones de dólares de indemnización, al ser encontrados culpables en un caso de injurias.

La querella fue presentada por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, que tras vencer en tres instancias judiciales consecutivas perdonó a los imputados y pidió la remisión de la condena.La CIDH, previamente, había solicitado al Gobierno que suspendiera temporalmente la condena y aplicara medidas cautelares o de protección en favor de los imputados, pero el Ejecutivo dijo que le era ‘imposible’ cumplir con esa petición porque aún no había órdenes de prisión.

En el texto remitido hoy a los directivos de El Universo, la CIDH señala que levanta la petición de medidas cautelares, ‘una vez que cesaron las causas de urgencia inmediata que las motivaron’.

Hernán Pérez, uno de los abogados del diario, dijo que el objetivo de las medidas cautelares era suspender la ejecución del fallo judicial, pero que ante la decisión del mandatario de pedir la remisión y el perdón de la condena, ese riesgo ya no existe.

Por ello, remarcó que ‘en un acto de seriedad y lealtad procesal, la defensa informó a la Comisión de ese hecho’.

El caso se remonta a febrero de 2011, cuando el artículo de opinión de Palacio publicado ‘en El Universo ‘No a las mentiras’ acusaba a Correa de haber ordenado ‘fuego a discreción’ contra un hospital lleno de civiles, durante una revuelta policial el 30 de septiembre de 2010.

Aquel día, Correa que acudió al lugar de la protesta para tratar de dialogar con los manifestantes, quedó atrapado por más de nueve horas en dicho hospital y fue rescatado tras una operación militar desarrollada en medio de un intenso tiroteo.

La pelea jurídica fue favorable al mandatario, aunque recibió una oleada de críticas de asociaciones y organismos nacionales y extranjeros que reclamaban la suspensión del proceso porque a su juicio suponía una amenaza para la libertad de expresión.

El presidente, finalmente, perdonó a los acusados el pasado mes de febrero, en una carta al pueblo ecuatoriano.

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: