periodismo

Afirman que no hay signos de violencia en el cuerpo del funcionario de La Cámpora hallado muerto ayer

La Policía de Montevideo informó que la de Iván Heyn fue una “muerte por ahorcamiento”. Y que se van a analizar dos celulares y una notebook encontrados en la habitación y las filmaciones de las cámaras del hotel.

PRIMERAS PESQUISAS. MIEMBROS DE LA POLICÍA CIENTÍFICA DEL URUGUAY DEJAN AYER EL HOTEL RADISSON DE MONTEVIDEO DONDE FUE HALLADO MUERTO IVÁN HEYN.⁠

El jefe de Relaciones Públicas de la Policía de Montevideo, José Luis Rondán, ratificó esta mañana que “no había signos de violencia” en el cuerpo del subsecretario de Comercio Exterior, Iván Heyn, hallado muerto ayer en la habitación del hotel Radisson en la que se hospedaba en el marco de la Cumbre del Mercosur.

“El forense determinó muerte por ahorcamiento, sin signos de violencia exterior”, indicó el portavoz de la fuerza de seguridad uruguaya, quien agregó que “se van a revisar las cámaras (de seguridad) para ver si entró alguien a su habitación o si estaba solo” en el hotel.

Rondán dijo que “ayer trabajó policía técnica en el lugar haciendo un relevamiento minucioso de la habitación”, donde destacó que había “el desorden normal de una persona” que se aloja en el lugar.

La principal hipótesis es que Heyn, de 34 años y militante de la agrupación ultrakirchnerista La Cámpora, se suicidó, pero no fue encontrada ninguna nota y se investigaba si dejó algún mensaje en su notebook.

El vocero de la policía montevideana indicó que Heyn fue visto en la cena, la noche anterior, “y después concurrió al spa” del hotel Radisson, en el que se hospedaba la delegación oficial que encabezaba la presidenta Cristina Fernández.

Al día siguiente, un empleado fue a reponer el frigobar y “cuando quiso entrar, se encontró con algo que obstruía” el ingresó, por lo que “observó y se dio cuenta que había algo detrás, llamó al jefe de seguridad y entraron”, tras lo cual constataron que estaba el cuerpo sin vida de Heyn.

El funcionario tenía “el cinturón estaba alrededor del cuello” y “el otro extremo lo habría atado del placard”, explicó Rondán.

Finalmente, señaló que “la orden del magistrado” Homero da Costa, a cargo de la investigación, “fue hacer la autopsia y liberar el cuerpo”, con lo que dispuso “la inmediata entrega a los responsables”.

En declaraciones a Radio La Red, el jefe de prensa y vocero de la policía de Uruguay, el comisario inspector José Luis Rondán Godoy, dijo que no se “percibió ningún signo de violencia exterior” pero “sí se determinó que fue una muerte por ahorcamiento”; y agregó que realizarán en la autopsia una “revisión interna” para determinar si hubo otro elemento que pudo haber obrado en favor de quitarse la vida.

Por otra parte, dijo que se mandaron a analizar dos celulares y una notebook encontrada en la habitación, y también las filmaciones de los pasillos del hotel.

“Ayer a la tarde pasadas las 15hs, un chico que trabaja para el Radisson Hotel se disponía a ingresar a la habitación para reponer lo que faltaba del frigobar, cuando se dio cuenta que no podía abrir la puerta; hizo fuerza y pudo entrever que había algo detrás, que le pareció un cuerpo. Llamó inmediatamente al jefe de la seguridad del hotel y entre los dos empujaron la puerta y estaba el cuerpo caído de Iván Heyn. Llamaron a la comisaría seccional primera, se hizo presente el jefe de la misma, el comisario Porro, quien a su vez llamó al juez de turno, el doctor Romero da Costa; y en forma conjunta comenzaron a realizar el relevamiento de la habitación, levantamiento de indicios y se dispuso el traslado del cuerpo a la morgue judicial para realizar la autopsia”, relató el vocero policial uruguayo.

Rondán Godoy señaló que “en primera instancia, el forense no pudo percibir ningún signo de violencia exterior; sí determinar una muerte por ahorcamiento y se dispuso estudios posteriores para determinar a través de fluidos internos, si hubo algún otro elemento que pudo haber obrado a favor de la decisión de matarse”. A su vez, descartó que el cuerpo estuviese colgado, como indicaban algunas versiones, y agregó que “en primera instancia”, no hay indicios de que hubiese estado otra persona en su habitación.

Categories: periodismo

Deja un comentario