La ciberguerra en Cuba, según el blogger que dio a conocer el “Facebook cubano”

Carlos Alberto Pérez Benítez es un comunicador cubano que dio a conocer a través de su blog “La Chiringa de Cuba” la existencia de “Facebook Cubano”. El prestigioso diario estadounidense “Nuevo Herald”, lo considera un blogger oficialista y aunque este lo niega dice que defiende la Revolución y sus logros.

elcomercio.pe lo contactó luego de que en La Habana se llevara a cabo el taller “Los medios alternativos y las redes sociales”, durante el cual el canciller Bruno Rodríguez hizo referencia a la ciberguerra que se lleva a cabo en la isla y afirmara sin desparpajos que el gobierno debe “apropiarse” de estas plataformas.

Estas son las apreciaciones de Carlos Alberto sobre estos temas.

¿Es difícil conectarse a Internet desde La Habana? ¿Quiénes pueden hacerlo y cómo?
En honor a la verdad, sí que resulta difícil la conectividad desde La Habana, y no digamos solo desde aquí que es la capital, sino que resulta peor aun desde cualquiera de las provincias del interior del país, ya que la infraestructura es mucho más pobre todavía. Hoy en día esto responde básicamente al tipo de servicio de Internet al que tiene acceso Cuba, el satelital, que resulta a estas alturas del siglo XXI mucho más caro y sobre todo más lento. De ahí que el gobierno tenga dirigida el poco ancho de banda que tenemos a centros científicos, universidades, entidades de la cultura y empresas estatales entre otros, así que son estos sectores los que de una forma u otra tienen un mayor contacto con la red de redes. Por otra parte, aunque sin brindar servicio aún, ya tenemos el cable de fibra óptica de Venezuela, un hecho que para bien de todos debe trasformar esta realidad que hoy por hoy solo satisface a un ínfimo grado de la población cubana.

Tengo entendido que la mayoría debe conectarse desde hoteles y paga hasta 6 dólares la hora (el ingreso mensual promedio es de 20 dólares) , ¿tú de dónde te conectas?
Por supuesto que el turismo también ofrece este tipo de servicio en los hoteles, y los cubanos como cualquier extranjero podemos disfrutar de él. Claro, a 6 dólares la hora te vas a encontrar a pocos nacionales navegando en Internet, pues los salarios aún son insuficientes y la cuenta no da para tanto. Generalmente el que lo hace es porque tiene un buen negocio que genera ganancias suficientes, o porque recibe remesas del extranjero. En mi caso particular lo hago desde mi centro laboral, donde por la labor que realizo me es imprescindible el trabajo en la red.

En algunos foros y blogs se te identifica como oficialista, ¿lo eres? ¿Cuál es tu posición sobre el régimen cubano y su política de Internet?
Te confieso que por poco muero de la risa cuando leí en “El Nuevo Herald” la coletilla de oficialista que me colocaron. Realmente no me considero así, pero para este periódico en particular, como para muchos otros blogs y medios de la prensa extranjera, todo aquel que defienda la más mínima posición de la Revolución cubana es un oficialista, un agente pagado para hacer propaganda revolucionaria, y no es así. Yo no dudo que los haya, pero tampoco es para tanto. Si revisas bien mi bitácora te darás cuenta de que generalmente soy bien crítico con lo que creo que está mal hecho, y nunca he tenido miedo a decir lo que pienso. Yo decidí entrar a este mundo porque me fascina la tecnología, y porque sé que con mi modesto esfuerzo puedo ayudar a divulgar las verdades de mi país, porque un día me di cuenta de que siendo inteligente, y no un repetidor de ideas y consignas, se puede lograr un discurso mucho más coherente y atractivo. Yo me considero revolucionario 100%. Y me atrevo a decirte que 100% porque para mí ser revolucionario significa no estar de acuerdo con todo lo que se trata de imponer, sea lo que sea. Creo que hay que ser objetivos en la vida, y lo que está mal hay que corregirlo. Para Cuba nunca querré capitalismo, no creo que sea lo que resuelva el problema de esta sociedad, más estoy seguro de que son muchos los pasos que tenemos que dar en nuestro sistema para poder salvar nuestras conquistas.

¿Qué se entiende en Cuba como la “ciberguerra” de blogs? ¿Quiénes participan en ella? ¿Tú formas parte de esta “batalla”?
Ciberguerra es un nuevo término que se utiliza mucho por acá estos últimos tiempos. Digamos que a medida que Internet ha avanzado, así como los tipos de software y el surgimiento de nuevas plataformas online junto al incansable intelecto humano, se han creado las condiciones favorables para entablar nuevos campos de batallas tecnológicas, políticas, sociales, etc. En Cuba se le ha llamado así precisamente porque es un nuevo campo de batalla al que se ha lanzado la contrarrevolución utilizando básicamente figuras jóvenes y de un discurso atractivo, para de esa manera crear confusión en las nuevas generaciones tratando de socavar los principios socialistas de nuestro país. Ahí en donde entra la contrapartida, los blogueros y tuiteros revolucionarios que con un discurso mucho más fresco pero sobre todo con argumentos, desacreditan las calumnias que generalmente se vierten en contra nuestra. ¿Que si formo parte de esta batalla? Desde que escribí mi primer post y hasta el resto de mis días.

Hace unos días el canciller cubano dijo textualmente que “la euforia con las redes sociales convive con el riesgo de las operaciones de cambio de regímenes” y dijo que el Gobierno debería “apropiarse” de esas plataformas. ¿Qué opinión tienes al respecto?
Mira, el Canciller se refería a toda esta revolución que se ha visto estos últimos tiempos en países árabes, donde ya se han derrocado varios gobiernos. Eso sin dejar de mencionar las “democracias en jaque” como el fenómeno de los indignados de España y Estados Unidos, junto a las movilizaciones estudiantiles de Chile, las cuales han sido convocadas y organizadas básicamente a través de las redes sociales. Eso está bien, pero Cuba es un cuento aparte, y si Bruno (Rodríguez) dijo eso es precisamente para tomar la delantera, para no dejar el más mínimo espacio a la contrarrevolución. Esa que ya tuitea por celulares pagados por diplomáticos norteamericanos establecidos en Cuba, un lujo que ninguno de nosotros podemos darnos ya que cada tuit por telefonía celular cuesta 1 cuc, es decir, el equivalente a 1 dólar americano. A mí me parece muy bien, lo que tienen es que acabar de diseminar la Internet para que las cosas acaben de funcionar, porque en teoría todo es muy bonito, pero la práctica es la que dice la última palabra.

¿Acaso el “Facebook Cubano” sería una herramienta para canalizar la interacción de los internautas a fin de dejar de lado plataformas abiertas al mundo como Facebook y Twitter?
No para dejar a un lado las plataformas abiertas al mundo. En un inicio podría ser de mucha ayuda, es verdad. Me refiero a esta etapa de impase donde lo que existe mayormente es la llamada Intranet, es decir, una Internet bastante amplia pero solo para sitios y servicios nacionales. Después que todos podamos tener Internet lo dudo, aunque no subestimo esta iniciativa que me parece muy buena, pero Facebook y Twitter ya son monopolios de prestigio internacional, donde rara vez sus servicios fallan, y si es verdad que existen rumores de que son redes para obtener información de sus usuarios, que si la CIA está detrás de todo, etc., la verdad es que casi todo el mundo tiene o quiere tener su cuenta en estas redes. En pocas palabras y como se dice aquí en Cuba: yo no cambiaría la vaca por la chiva.

Elcomercio.pe

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: