Unos 5.000 paraguayos vibraron con Megadeth