Jugarretas de la Asamblea

Desde pequeño siempre vi cómo en el ex congreso, ahora Asamblea, los diferentes partidos políticos se batallaban y hacían sus amaños por tirar cada uno para su lado, todo lo puede conocer gracias a los medios.

Sin embargo ahora que soy periodista y “me toca” ir a la Asamblea cambiándome de papel de informado a informante, nunca pensé que tan mala y perversa puede llegar a ser la política. Considero que por lo menos en Gobiernos anteriores, con los cuales no estuve de acuerdo, estos  no tenían mayoría absoluta, lo grave de hoy es la existencia de una sola voz.

Cuando el ejecutivo envía Leyes con carácter económico urgente, es decir con tan solo 30 días para analizar, cambiar, reformar, leer, presentar un informe y aprobarla, la oposición se limita a mirar los informes y sentarse a ver cómo los de la bancada oficialista  aprueban el informe, que por lo general ya lo tiene hecho con anterioridad y sin cambios, y no por que no quieran participar de esas leyes sino porque no dan cabida a sus ideas, no escribo esto por escribir sino porque lo veo todo el tiempo.

Actualmente tenemos una oposición que yo la llamaría pasiva, que si bien no estoy de acuerdo con partidos de políticos de oposición, se requiere que alguien empiece a liderar una verdadera oposición en el país, con ideas.

A lo largo de este año que acudido  muchas  ocasiones a la Asamblea y me he admirado, asombrado y hasta aterrado viendo todo lo que sucede ahí. He visto varias tretas que de todas ellas detallo algunas a  continuación:

  1. El ejecutivo envía leyes con carácter económico urgente para que su aprobación sea rápida y a la carta de Carondelet
  2. El CAL designa las leyes a la comisión en la que prevé no tendrá problemas para su aprobación
  3. La comisión que esta precedida por alguien de la bancada oficialista, llama a decenas de gremios que se oponen a la ley para supuestamente cambiar esos putos y “escuchar sus voces”
  4. Presentan un informe que lo tienen ya hecho desde el mismo día que les llega la ley y hacen cambios de forma, es decir cambian un punto por una coma, una palabra por otra, mientras que los cambios de fondo, es decir sustituir artículos por otros o rechazar la ley, aún ninguna comisión conoce que es eso, o simplemente no elaboran ningún informe.
  5. En el pleno se hace dos debates, donde intervienen por lo general más de 30 asambleístas, con acusaciones de lado y lado, y donde proponen ciertas modificaciones, que  nunca se toman en cuenta
  6. El presidente de la comisión procede a la votación, siempre y cuando sus asesores le informen que tienen los votos correspondientes para la aprobación  de la ley, sino es así, entonces suspende la sesión y se reúne con bancadas de “oposición” que por lo general son: PRE y Municipalidades para obtener votos de cualquiera de ellos y tener mayoría y si por un acaso no lograron conseguir eso, buscan un artimaña jurídica para obtener una ventaja ante los opositores.
  7. La aprobación de la Ley del ejecutivo se aprueba por que se aprueba

 

Estas son ciertas de las cosas que en poco tiempo he podido ver y que realmente dan indignación y a la vez pena de saber cómo se juega con el futuro del país.

Con admiración escuche estos días decir a Cordero que le complacía que el 65% de la población no esté de acuerdo con la Asamblea, porque según él en Gobiernos anteriores la desaprobación llegaba al 85%. Que tal esto!!!  Profunda reflexión la del Corcho, “hemos avanzado por lo menos algo”, dijo. A esto solo concluyo diciendo que vergüenza de políticos.

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: