Francia responde a Ecuador por suspensión de clases en La Condamine

Francia calificó hoy de “malentendido” que un colegio privado “binacional” en Quito previera suspender sus clases el pasado viernes, y aseguró que su embajada en Ecuador no dio ninguna orden en ese sentido.

Un portavoz del Ministerio galo de Exteriores indicó que la legación diplomática se limitó a “recomendar prudencia a los padres y profesores” ante una manifestación prevista delante de ese establecimiento escolar, y señaló que a su juicio las autoridades ecuatorianas interpretaron que se había mandado el cierre del mismo.

“Parece que lo que pasó en Ecuador fue un malentendido y nos alegramos de que ya se haya arreglado”, señaló el portavoz.

Añadió que el embajador francés en Quito, Jean-Baptiste Main de Boissiere, se reunió ayer con responsables del Ministerio ecuatoriano de Exteriores para explicar lo sucedido.

“Disipamos el malentendido y nuestro embajador recordó que Francia no tiene más que un deseo y una ambición: mantener una relación de confianza y amistad con las autoridades ecuatorianas en en nuestras relaciones en general y respecto a ese establecimiento educativo en particular”, agregó el portavoz.

La cancillería de Ecuador hizo este lunes “un fuerte llamado de atención” a la embajada de Francia, después de que el presidente del país, Rafael Correa, criticara que “una embajada extranjera se arrogó la facultad y el abuso” de suspender las clases en ese colegio privado, algo que calificó de “terrible”.

El viernes se conmemoraba el primer aniversario de una protesta de policías y militares, que derivó en una sublevación de un grupo de agentes, y que el Gobierno ecuatoriano interpretó como un intento de golpe de Estado.

La dirección del colegio La Condamine de Quito, donde estudian los hijos de Correa, anunció un día antes la suspensión de clases como medida de seguridad, pero entrada la noche, según explicaron a Efe en Ecuador fuentes diplomáticas galas, indicó finalmente que sí iba a haber clase, si bien algunos alumnos no acudieron.

Correa dijo el sábado que los funcionarios de la Embajada de Francia responsables iban a “ser llamados a Cancillería” y amenazó con expulsar del país a diplomáticos que vuelvan a ordenar la suspensión de clases en colegios binacionales sin autorización del Ministerio de Educación, pero la Cancillería matizó este lunes que en este caso no iba a expulsar a nadie.

 

La República

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: