Documental ecuatoriano premiado en Francia

El documental “Abuelos”, de Carla Valencia Dávila, de Ecuador, conquistó este sábado el premio El Abrazo en el Festival de Biarritz, mientras que “El lugar más pequeño”, de la mexicana-salvadoreña Tatiana Huezo, fue galardonado con una mención especial.
“Las dos son películas sobre la memoria”, indicó el jurado de documentales, al anunciar sus premios en una gala el sábado por la noche en el gran teatro de Biarritz, un balneario en el sudeste de Francia.
Huezo, nacida en El Salvador y que creció en México, regresó a la nación  centroamericana para filmar Cinquera, una aldea en El Salvador arrasada por el ejército durante la larga guerra que dejó 70.000 muertos en ese país.
La ópera prima de la joven realizadora hace revivir el horror de la guerra civil salvadoreña, con toda su secuela de dolor, y hasta de locura.
“El lugar más pequeño” recorre los hermosos bosques llenos de verdor, plantas, flores… y también de huesos, que rodean Cinquera.
El largometraje habla del dolor, pero también de la capacidad de su gente para aprender a vivir con ese dolor, para reconstruirse, reinventarse, renacer.
El documental de Huezo evoca la sublime “Nostalgia de la luz”, del realizador chileno Patricio Guzmán.
La meta de ambas películas es la misma: explorar la memoria de sobrevivientes, de una guerra civil, en el caso salvadoreño, y de una salvaje represión, en el caso de Chile.
Ambos largometrajes cuentan esa historia instaurando un clima poético, de magia y horror al mismo tiempo, con hermosas imágenes y testimonios cotidianos, íntimos.
Las dos cintas luchan contra el olvido, pero apartándose de discursos políticos y recurriendo más bien a la metáfora. Y ambas son películas que hay que ver sin prisa, sin ninguna prisa.

Redacción

Periodismo e investigación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: